Flooxer Now » Tips

PSICOLOGÍA

La teoría de los cuatro temperamentos del ser humano: ¿cuál es el tuyo?

Descubre a qué tipología de la personalidad te acercas más

Publicidad

Las características del comportamiento varían siempre en función de la persona. Actualmente, la formulación más aceptada en psicología es que nuestras conductas son fruto de la herencia genética propia de cada individuo y la interacción con el medio. Aun así, los teóricos se han esforzado siempre por catalogar el humor humano en diferenciados arquetipos.

Uno de los primeros en abordar el problema fue el médico griego Hipócrates, que ya desde el siglo V a. C. estableció los cuatro tipos de humores presentes en el ser. En el vídeo te explicamos rápidamente sus características. ¿A cuál perteneces?

La escuela hipocrática sostenía que las personas contaban con cuatro fluidos corporales distintos: la sangre, la bilis negra, la bilis amarilla y la flema. Esta teoría médica grecoárabe defendía que cuando una persona estaba sana, estos elementos se encontraban en equilibrio. Cuando alguien enfermaba era precisamente porque la armonía se rompía y la terapia médica se orientaba a la restitución de ese orden. A partir de aquí, caracterizaron a las personas en grupos análogos en función del humor que predominaba en ellas.

Tipo sanguíneo

Esta sustancia estaba vinculada al elemento del aire, cuyas propiedades eran la calidez y la humedad. Son personas positivas, alegres, comunicativas y muy amables, pero su humor es volátil. Se caracterizan por estar preparadas para la aventura y dispuestas a experimentar nuevas actividades. Habitualmente destacan en los ámbitos creativos, pero siempre tratan de no cerrarse a una única distracción.

Tipo melancólico

Las personas con una mayor proporción de “bilis negra” son tímidas y prudentes. Esta sustancia está vinculada al elemento tierra, cuyas propiedades son el frío y la sequedad. Por lo general son introvertidas, aunque aprecian la convivencia en familia y los vínculos fuertes. Su talento para la organización es impresionante. Su temperamento asociado es triste, con sensibilidad artística y fácil de conmover.

Tipo colérico

Ligado al elemento fuego, cuyas propiedades son calidez y sequedad. Las personas que presentan mayores cantidades de “bilis amarilla” suelen ser líderes naturales con una fuerte confianza en sí mismas. Para este arquetipo, los retos son pasatiempos y no les cuesta encontrar soluciones a los problemas. Su carácter es inteligente y responsable. Son personas apasionadas, de emociones fuertes, enfado fácil y tienen una gran energía.

Tipo flemático

Por último, el tipo flemático está vinculado al elemento agua ya que sus propiedades son el frío y la humedad. El humor de estas personas suele ser más frío y racional. Su carácter noble, generoso y afable hace que disfruten satisfaciendo a los demás, pero les cuesta salir de su zona de confort porque evitan los conflictos. Son fieles por naturaleza. Conservan viejas amistades y son buenos amantes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Estas cinco decisiones son las más importante porque determinarán tu vida

Publicidad