Aunque estemos encerrados en casa la vida sigue. Y, por lo tanto, las influencers tienen que continuar subiendo fotos y grabando vídeos con una dificultad añadida: se acabaron las cafeterías vintage, las puertas de colores, los pasos de cebra abarrotados o las playas paradisíacas.

En un momento como este, la imaginación y la creatividad para sacarle partido a nuestras casas se han convertido en los mejores aliados de las prescriptoras de moda. Por este motivo, y para que sus seguidores puedan ponerlo en práctica para no aburrirse, Marta Díaz ha confesado cuáles son sus trucos para tener la fotografía perfecta.

 

El escenario y los “complementos”

Planificar la foto es fundamental. Antes de realizar la sesión, Marta Díaz tiene muy claro en su cabeza qué es lo quiere. De esta manera aprovecha los rincones o espacios que tiene en casa. Un buen aliado son las paredes lisas. Una vez que tengas el fondo, puedes montar tu set a base de complementos. La influencer intenta siempre que tanto este atrezo como su vestuario sigan una misma gama cromática. Puedes utilizar un peluche, cojines, libros, velas o comida.

El trípode

Marta utiliza el trípode de la cámara de fotos para dejar apoyado el teléfono móvil, aunque con mucho cuidado porque al no estar bien sujeto se le puede caer. A falta de un trípode de verdad, recomienda utilizar una pila de cajas o libros o incluso poner una estantería en vertical. De esta forma podremos poner la cámara del móvil a la altura que deseemos.

La mejor foto

El truco de Marta Díaz para salir natural en las fotografías no es hacer una ráfaga y escoger luego la mejor. Al contrario de lo que se podría suponer, la influencer utiliza el modo vídeo del teléfono. De esta forma le da a grabar y posa de diferentes maneras, utilizando el atrezo que ha colocado previamente, y pone caras distintas.

Una vez hecho esto, Marta escoge el frame que más le gusta y hace captura de pantalla. Sin embargo, este truco, aunque es muy práctico provoca que las fotos tengan peor calidad y resolución a la hora de subirlas a las redes sociales.

La edición

La guinda del pastel la ponen las apps para editar las fotografías.

Marta Díaz retoca las fotos que se hace con ’Lightroom’ para enfocarse “en los colores. Algún color que quiera más saturado y VSCO para añadir alguno de los filtros predeterminados e ir jugando con las luces y los colores según la foto”.