Seguro que esta historia te suena de algo: llevas toda la semana esperando a que llegue el finde para ir a esa fiesta que promete ser legendaria. Tus amigas y tú lo tenéis todo planeado, pero, de pronto, empiezas a notarlo; vas al baño y ahí está tu menstruación, saludándote desde tus braguitas.

Aunque cada mujer vive la regla de manera diferente, suele ser común que durante los primeros días estemos más incómodas y sintamos más molestias. Precisamente por este motivo, si te toca salir de fiesta cuando tu regla está terminando, será mucho más fácil porque podrás hasta olvidarte de que la tienes.

Sin embargo, no se acaba el mundo por tener la regla y se puede compaginar perfectamente con salir de fiesta. Estos son algunos trucos que puedes tener en cuenta para salir de fiesta mientras estás con la regla:

1. Que no te de vergüenza

No te olvides de que la regla es algo completamente natural y que todas tus amigas también la tienen. De hecho, lo más probable es que a alguna de ellas también le toque salir de fiesta menstruando.

2. Prepara un kit de supervivencia

A poco que se líe un poco la noche, lo más seguro es que os recojáis casi cuando esté saliendo el sol, por lo que debes ir preparada. Busca un pequeño neceser o monedero que te quepa en el bolso que vayas a llevar y mete la siguiente lista de cosas. Toma nota: tampones y compresas (unos tres de cada uno, más vale prevenir que curar aunque todo depende de cómo sea de abundante tu flujo menstrual) y toallitas para la higiene íntima (todos sabemos lo “limpios” que suelen estar los baños de las discotecas y algo con lo que no puedes contar es que haya papel).

Imagen sobre la regla con compresas y tampones | iStock

3. Piensa en la ropa

Sí, lo sabemos. No es lo mismo pensar un outfit con una voz en tu interior diciéndote “te vas a manchar”, así que olvídate de las prendas blancas. Seguro que tienes el armario abarrotado de ropa. Sé práctica y dale prioridad a aquello con lo que mejor te sientas y con lo que no tengas que hacer malabares cada vez que vayas al baño a cambiarte.

4. Disfruta

No dejes que la regla te condicione. Como hemos dicho, la menstruación es algo natural de nuestro cuerpo y de nuestra naturaleza biológica. Así que debemos aceptarla (aunque nos venga en el momentos más inoportuno) porque es una parte más de nosotras. Vive la regla en positivo y ya verás como tu concepción sobre ella cambia. Así que ya, sabes, haz el ánimo y sal a celebrar con tus amigas.

Sin embargo, los tres primeros pasos te los puedes saltar e ir mucho más libre y despreocupada si usas la copa. Si te da palo porque no sabes cómo cambiártela en lugares públicos, también tenemos algunos truquillos para eso.