Flooxer Now » Viral

TE DEJARÁN HELADO

Las creaciones más originales que la borrasca Filomena ha dejado a su paso

Desde construir peculiares muñecos de nieve hasta iglús pasando por sesiones de fotos al más puro estilo Frozen.

Iglú

Marc Wieland en Unsplash Iglú

Publicidad

Como si nunca hubiesen visto nevar. Así es como han reaccionado algunos ante la feroz llegada de la borrasca Filomena. Sí, seguro que estás harto de escuchar su nombre por todas partes porque ha sido la responsable de paralizar Madrid y muchas otras localidades.

Aunque ni con las calles convertidas en una pista de esquí la gente se ha quedado en casa para 1. seguir las alertas de las autoridades ante la gravedad de la situación, ni para 2. seguir manteniendo las distancias de seguridad y las medidas establecidas para evitar la propagación de la COVID-19.

La llegada de estas precipitaciones de agua congelada han desatado hasta las teorías conspiratorias de aquellos negacionistas de la nieve que la consideran 'falsa' por ponerse negra en lugar de derretirse. Esto no es la única locura. Circula por TikTok la extraña tendencia de comerse los carámbanos de hielo que cuelgan de los tejados de las casas. Menos mal que alguien con dos dedos de frente, como esta meteoróloga, explica que no es más que agua congelada que ha arrastrado toooda la suciedad del techo. Una suciedad compuesta en gran parte por caca de pájaro.

Aun así, hay quienes no se han podido resistir a la emoción de salir a la calle a jugar cual niños pequeños. Las batallas de bolas de nieve, los ángeles y los muñecos de nieve no han sido lo único. Hay hasta quienes se han dado un paseo en esquís (ya sea para disfrute propio o para poder acceder hasta su lugar de trabajo), tabla de snowboard o en trineos.

Entre el famoseo se ha creado un challenge, poco recomendable, que consiste en tirarse a la nieve completamente desnudo.

Otros, han sacado a florecer su imaginación esculpiendo auténticas obras de arte como este busto digno de exhibirse en el Museo del Prado, otras más controvertidas y picantes; creando un iglú casero para limpiar el patio tan solo con la ayuda de un cubo de basura de plástico; o sacando el disfraz que llevabas tanto tiempo esperando ponerte (desde disfraces de época hasta Elsa de Frozen)

Publicidad