Flooxer Now » Viral

Por los loles

"Los del fondo" también se portan mal en Twitter

Una nueva tendencia en Twitter saca el lado más gamberro de los usuarios, que andan sacando memes de lo que hacen los que se sientan en la última fila en clase.

La última fila en clase siempre ha sido la más traviesa

Getty La última fila en clase siempre ha sido la más traviesa

Publicidad

Basta que te digan algo para que tú hagas justo lo contrario. Bueno, quizá tú no eres de esos, pero que a los usuarios de Twitter les gusta llevar la contraria es de dominio público. La última tendencia ni siquiera se ha tomado la molestia de agruparse bajo un hashtag, y consiste en retratar meme a meme a "los del fondo".

¿Que quienes son esos? Pues ya sabes, los que arman jaleo en la última fila, los traviesos (por ponerlo light) a los que el profe dice eso de "a ver, los del fondo". Un grupo de gamberros que solo por su posición dentro del aula tienen más poder, y que son tan envidiados por los que quieren ir de guays como rechazados por los empollones. Y claro, eso es perfecto para sacar algún que otro meme.

¿Que no se puede comer en clase? Pues toma un TikTok de menú gourmet con noodles instantáneos y refresco clónico de Coca-Cola.

Y la tecnología por supuesto también está en clase. Con los auriculares inalámbricos, la cosa ahora está más fácil que en la antigua Grecia...

Luego están los que no disimulan ni un poquito eso de llevar el ritmo en las orejas.

¿Qué dirías si te dan la opción de hacer un examen? Pues sí, con más o menos elegancia, los del fondo mandarían al profe a peinarse.

Ah, el niño de las croquetas. En un ejercicio de memoria, alguien se acordó de su particular voz de pito y de cómo su madre le peinaba en un directo de Instagram. Un clásico bien aplicado al tema de Los del fondo.

¿Y qué pasa cuando piden silencio? Pues lo que decíamos al principio: llevar la contraria.

Siempre hay algún virtuoso de esos que saben dar la vuelta al boli con los dedos o incluso marcarse una sinfonía con instrumentos de escritura.

Y que quede claro: sentarse en la última fila no significa que no estés al día en temas políticos.

Publicidad