Flooxer Now » Viral

VIRAL CON TRUCO

El gato, la anciana y la pareja peleando en una autopista: ¿es real el último hit de Twitter?

Con 13 millones de visitas, el clip que ronda por diferentes redes sociales ha hecho dudar de su autenticidad por lo peligroso de la situación. ¿Tú qué opinas?

El gato, la anciana y la pareja peleando en una autopista: ¿es real el último hit de Twitter?

@risakokurihara / Twitter El gato, la anciana y la pareja peleando en una autopista: ¿es real el último hit de Twitter?

Publicidad

Si alguien supiera cuál es el secreto para que un vídeo se volviera viral, tendría en su mano la llave de un negocio multimillonario. La cantidad de chorradas que consumen nuestro tiempo en redes sociales es inabarcable, y hay tantos contenidos de temáticas tan variadas que muy rara vez se pone todo el mundo de acuerdo a la hora de alabar uno de esos clips.

El ejemplo que te vamos a presentar es uno de esos casos, y tiene los ingredientes típicos para triunfar metidos de una forma muy sutil. Parece tratarse de una cámara de seguridad que recoge una discusión en la calle de una pareja árabe o india, mientras una anciana cruza una concurrida calle y en la que hasta aparece un gato.

El vídeo lo subió por primera vez -aparentemente- Risako Kurihara, un perfil de Twitter que parece dedicar su vida a encontrar rarezas en internet, y cuya cuenta ha pasado de un puñado de seguidores a superar los 13.000 en cuestión de horas.

Todo por la historia que destaca en su timeline y que va de una pareja en mitad de una pelea claramente sobreactuada. Lo que sí da verosimilitud a la escena es ver a una señora mayor cruzando entre el muy denso tráfico, que se le cae una bolsa de naranjas y hasta aparece un gato curioso por los cítricos rodando por el asfalto.

Cuando la chica en primer plano acude a ayudarla, y después el que parece ser su pareja, se alejan de la farola donde estaban discutiendo y justo en el momento en el que crees que van a morir atropellados, cae -sin herir a nadie- un cartel que parece haber estar colgando de la farola en cuestión, espantando al felino. Pa haberse matao.

A todo esto: ¿es una serie de catastróficas desdichas en un ambiente aleatorio? Respuesta fácil: ni de coña. A ver, que los coches del fondo y el gato son de verdad, eso seguro, pero probablemente a la izquierda de la imagen, en la parte que no se ve, habría una zanja o un obstáculo que hace imposible la circulación por ese carril. Si no, ¿por qué ningún vehículo accede por ahí?

Eso le resta un plus de inseguridad, pero el efecto dramático cae por su propio peso (literalmente) cuando alguien que tampoco se ve en plano lanza el cartel cuando la distancia de los protagonistas (y del peludo) es segura para que no le rompa la crisma a nadie. Conclusión: el único espontáneo es el gato. O eso, o es muy buen actor.

Publicidad