Flooxer Now » Viral

VIRALES

La historia de una profesora que ha impactado a los usuarios de Twitter: "Me está pasando algo que no me había pasado nunca".

La tuitera y profesora de Matemáticas en un instituto Maite Alejandre ha contado en Twitter lo que está viviendo este año en una de sus clases con un alumno con un alumno con "un diagnóstico de varias dificultades que fueron detectadas muy pronto".

La historia de una profesora que ha impactado a los usuarios de Twitter: "Me está pasando algo que no me había pasado nunca".

La historia de una profesora que ha impactado a los usuarios de Twitter: "Me está pasando algo que no me había pasado nunca". Twitter

Publicidad

La docente ha explicado cómo ella, junto a la implicación de la familia del alumno, está sorteando esas dificultades haciendo que progrese. Nada más empezar el curso, ha contado, su madre le pidió una reunión para decirle cómo trabajaban en casa con él chico: "Tratar el contenido con anticipación. Diseñar proceso de afrontar los ejercicios. Que cada paso estuviera conectado con el anterior y hacerle siempre las mismas preguntas".

Además, le comentó que "le tenía miedo a los exámenes porque se ponía muy nervioso al no darle tiempo por su manera de trabajar". "Nunca podré agradecerle lo suficiente esa llamada", ha asegurado ahora la profesora, con el curso llegando a su ecuador. Ambas comenzaron a trabajar juntas y siguieron con el método de trabajo que tenían en casa. Tomaron una serie de medidas como el envío del contenido del tema secuenciado y con ejercicios del libro que trabajan ese contenido para que ella lo tenga claro. También le manda material personalizado con preguntas secuenciadas (que tiene también en el examen), vídeos con este mismo esquema de los ejercicios que ha enviado previamente.

"Los exámenes no tienen valoración numérica. Le pido que haga, tranquilamente, los que sepa mejor y casi todos los ejercicios de su examen son los mismos que el examen ordinario pero secuenciados como los ejercicios que ha trabajado", ha añadido. Además, en cada examen le ayuda a volver cuando ve que se dispersa. "Valoro su trabajo diario y me tomo nota por si se bloquea en el examen, la calculadora está siempre en su mesa y corrijo el examen repartiendo entre lo que ha hecho", ha terminado de explicar.

Alejandre ha detallado que el alumno participa en clase, contesta adecuadamente y, en los exámenes, han encontrado la mejor manera para él de hacerlos. Por ello, ha celebrado que este lunes por primera vez ha podido hacer el examen completo: "Le han sobrado unos minutos y hemos gestionado con tranquilidad que le haya sangrado la nariz en medio del mismo teniendo que salir al baño porque no paraba de salirle sangre". La maestra ha reconocido que "nunca antes había tenido al otro lado una familia tan implicada" y que haya facilitado tanto su trabajo.

Finalmente, ha hecho una reflexión sobre las ratios, que tanto se quejan los profesores para poder realizar una atención mucho más personificada según las necesidades de cada alumno: "Su clase es de 23 y puedo atenderlo como necesita porque su familia está al otro lado".

VER MÁS:

Publicidad