Flooxer Now » Viral

MEMES Y CRÍTICAS

Leticia Sabater, su operación estética y las opiniones de Twitter: una historia de crueldad sin fin

Las redes se ceban con la última cirugía que la cantante y expresentadora ha compartido en sus perfiles sociales, un asunto que lleva años repitiéndose y que se empieza a hacer bola.

Leticia Sabater en la premiere de una obra de teatro

Leticia Sabater en la premiere de una obra de teatro Gtres

Publicidad

Ser Leticia Sabater en 2022 es casi estar de vuelta de todo. Desde villancicos electrolatinos con la aparición estelar de Auronplay a incontables intentos de canción del verano, la catalana sabe que en su etapa profesional más reciente se la relaciona con el mundillo del cachondeo musical. Pero cuando se meten con ella por otros temas, la cosa cambia.

 

La tendencia en las últimas horas está poniendo en primera línea los retoques estéticos que ha querido hacerse, en una larga lista de intervenciones que siempre están en el punto de mira de los opinadores oficiales de Twitter.

Leticia, de 55 años, ha sido transparente en cada operación que se ha hecho, incluso luciendo abdominales artificiales por el que ya le cayó un buen fune. Ahora, la publicación de unas fotos de su nuevo rostro han hecho que por enésima vez una elevada cantidad tuiteros se lleven las manos a la cabeza, y a programas de edición de imágenes para retocar la original.

En un nivel de crueldad que por desgracia va siendo cada día más habitual, los chistes, opiniones, memes y muestras de ingenio barato se han cebado con la que fue una de las presentadoras más populares de los noventa. Se da el hecho de que en los últimos meses ha estado lidiando con el drama personal de haber perdido a su hermana, dos años mayor y fallecida por un infarto repentino.

Las comparaciones con momias, actores, balones gastados y mil ocurrencias más ponen de manifiesto -por si hacía falta- que Twitter es una red social donde los murmuradores están en su salsa, llevando a la artista como uno de los temas más comentados del momento. Un ejercicio de crueldad que se ha llevado por delante la autoestima de más de uno.

Pese a todo, Leticia está curada de espanto y se queda con los apoyos que ha recibido en estas horas: "Muchas gracias a todos por preguntarme por mi operación para saber cómo estoy. Os digo estoy muy bien, hoy hace un mes y sigo un poco inflamadadita todavía. Dos semanas más y de lujo, os lo enseñaré y muy contenta con el resultado".

Lo de que las opiniones destructoras no le afecten es algo que más o menos teníamos claro, a juzgar su empeño por sacar adelante una carrera musical donde no existen la vergüenza o los complejos. Si de verdad no le está afectando ser objeto de burla para tantos desalmados, se merece un sincero aplauso. Y ya puestos, unas salchipapas.

Publicidad