Flooxer Now » Viral

"ME HARÉ UNOS VÍDEOS QUE FLIPAS"

¿Marina Yers en la guerra de Ucrania? "Me van a llamar para ir"

La influencer marbellí-ucraniana parecía emocionada por un posible alistamiento exprés que bate el récord de su insensibilidad. Si sucede, promete hacer "unos vídeos que flipas" para YouTube.

Marina Yers en 'Fiera'

Marina Yers en 'Fiera' @Marina Rivers / YouTube

Publicidad

¿Es posible que Marina Yers hablando de la guerra en Ucrania sea el mayor delirio que hemos visto de la influencer? Tras asegurar que las vacunas sirven psé-psé, que las mascarillas tienen larvas o que el agua deshidrata, la marbellí se había comprometido a cambiar su imagen y "dejar de cagarla". Al final no ha sido posible.

Ponemos en contexto: Rusia ha comenzado una ofensiva militar que se ha convertido en la mayor preocupación a nivel global, como reflejan también las tendencias en Twitter. Marina tiene origen ucraniano, y puesto que el presidente de su país ha llamado a los ciudadanos a "alzarse en armas" contra la invasión, ella ha cogido el mensaje de una manera un tanto peculiar.

Sus stories empezaron a echar humo con información que le llegaba de su familia ("mi padre va a ir a la guerra con 60 años, pero no le importa porque ya ha estado en otras"), su perfil de Instagram se llenó con datos a menudo inexactos y que tenía que corregir. Aun con todos los errores, la suya era una visión privilegiada del conflicto por sus contactos... hasta que llegó el desastre de la hemeroteca.

En un tiktok ahora borrado, la influencer parecía emocionada por poder ir a primera línea del muy serio conflicto, y así se lo hacía saber a su millón y medio de followers: "Tengo nacionalidad ucraniana y 22 años, por tanto obligatoriamente si ocurre esta guerra me van a llamar para ir".

Hasta ahí todo bien, pero su coletilla de "no pasa nada" dejó paso a sus peores costumbres frívolas. "Yo me hago unos vídeos de YouTube ahí que flipas, papapapapá, matando a los rusos", y se ríe incomprensiblemente con una explicación adicional. "Que no es coña: que si estoy en Ucrania más de seis meses voy a ir a la guerra".

La indignación es tan grande, y las palabras tan fuera de lugar, que en realidad han pasado un poco desapercibidas entre las preocupantes noticias que han llegado de la frontera rusa. No hay que olvidar que hace solo unas semanas por allí andaban Mister Jägger y Amarna Miller, en un viaje arriesgado de por sí (visitaron la zona de Chernobyl) pero que al menos trataron con bastante respeto. Para que otros tomen nota, vaya.

Publicidad