Flooxer Now » Viral

YOUTUBER EXTREMO

MrBeast alquila un estadio de fútbol para jugar al escondite

¿Te da bajón ver los estadios vacíos en las retransmisiones deportivas? El youtuber más extremo del mundo podría tener la solución para esos paisajes desolados.

Mr Beast en su último vídeo

@MrBeast / YouTube Mr Beast en su último vídeo

Publicidad

Entre los campos de fútbol vacíos, las instalaciones que hemos visto en las Olimpiadas y todos los eventos deportivos que se están celebrando sin público presencial, los grandes estadios han perdido desde principios de 2020 esa magia que los convertía en lugares especiales. Tanto da jugar un partido en el Camp Nou como en una cancha de barrio.

Quizá por eso a Jimmy Donaldson, alias MrBeast, se le encendió una bombilla y le dio por grabar su último vídeo en un gigantesco coliseo. Tras regalar casas, comprarse islas o donar cientos de coches gracias a los números que mueve en YouTube, su nueva aventura le ha llevado a contratar a un cazarrecompensas para que le atrape.

Se trata del desafío más reciente de este creador de contenido, que con más de 100 millones de suscriptores repartidos en varios canales es uno de los youtubers más populares del planeta. Es sin duda mérito de las ocurrencias con las que a menudo sorprende a sus incondicionales.

 

El vídeo en cuestión continúa la historia de otro clip en el que retaba a un especialista en rastrear personas para que le encontrara a través de un centro comercial y hasta un hotel lleno de maniquíes. Como aquel desafío se resolvió "demasiado pronto" (según sus palabras), en la nueva edición del juego del escondite repartió cientos de muñecos en las gradas de un estadio de rugby.

El primer clip tuvo un impacto récord: casi 70 millones de visitas en los tres meses que lleva subido, pero el nuevo escondite bestial podría superar fácilmente esa cifra. Lleva 20 millones de clicks en menos de 24 horas.

 

Para picar a su perseguidor, MrBeast ponía mensajes tipo "no me vas a encontrar" en los carteles luminosos y en la megafonía, aunque nada desanimó al aspirante para llevarse el suculento premio antes de que finalizara el límite de tiempo que tenía para localizarle.

Tras varias horas de búsqueda que le llevaron por laberintos, persecuciones en coche y hasta un aeropuerto, el agente del FBI le descubrió en la grada cuando intentaba pasar desapercibido como un maniquí más. ¿El premio? 100.000 dólares (unos 85.000 euros) que el perseguidor dice que se gastará en "su mujer y su familia".

Mientras tanto, MrBeast deja caer que ya tiene otras locuras pensadas para seguir su ritmo imparable. Quién sabe, lo mismo algún youtuber español toma nota y vemos algo parecido en territorio español. Si Ibai ha podido cerrar un parque de atracciones para un stream nocturno, ¿por qué no un escondite de dimensiones titánicas?

Publicidad