Flooxer Now » Viral

EL DÚO QUE NADIE PIDIÓ

Naim Darrechi y José Nogales: "Tendría que haber un baño para homosexuales"

TikTok los cría y la polémica los junta: los dos ¿influencers? más controvertidos de España unen fuerzas para demostrar que viven aparte del civismo y la lógica. Agárrate que para hoy hay unas cuantas burradas suyas...

Naím Darrechi, en una imagen promocional

Naím Darrechi, en una imagen promocional @Naim Darrechi / YouTube

Publicidad

De los creadores de "les digo que soy estéril para no ponerme condón" o "me lié con 34 tías en una noche" llega un nuevo episodio de 'Barbaridades impopulares'. Hablamos, cómo no, de Naim Darrechi y José Nogales, dos creadores (ejem) que parecen disputarse el inexistente premio Guinness a ver quién dice la mayor idiotez por redes. Ambos lo merecen.

Pese a los literales lloros de Naim y su promesa de "juro que esto va a ser un antes y un después" cuando le acribillaron a críticas por sus intolerables machistadas sobre el uso del condón, el tipo ha vuelto a las andadas, y con muchas ganas. Para empezar, asegura haberse "cambiado legalmente de sexo a mujer porque tienen más derechos"...

Lo de intolerable, por cierto, lo ponemos en cursiva en el párrafo anterior porque la Fiscalía describió aquellas palabras como "totalmente desafortunadas, irresponsables y socialmente reprochables", aunque archivó la causa porque se ampara en la libertad de expresión.

Suponemos que su asociación con José Nogales correrá la misma suerte, si bien las conversaciones que han surgido entre ambos tras encontrarse en persona tratan temas tan indescriptibles como "Los homosexuales deberían tener un baño propio".

La vergüenza ajena es generalizada en redes tras su directo en TikTok, plataforma desde la que han reflexionado -a su manera- sobre cómo el colectivo LGTB tiene "ventajas para ligar", cómo "vamos a ver manifestaciones de hombres pidiendo derechos" y, por qué no, "formar un partido político, ya veis que Naim es un tío inteligente". Nos imaginamos su campaña electoral...

Son conscientes de la problemática de los asuntos que tratan y temen "no ser pagados por marcas" cuando hablen sobre ellos, pero les da igual y hasta se reconocen ingenuamente como "monigotes". Literal: "Los que están en los partidos políticos son más tontos que nadie, unos monigotes de feria, nosotros podríamos estar ahí tranquilamente con nuestros trajecitos".

Confesar que sus capacidades cognitivas son limitadas, y además no darse cuenta, es un buen termómetro de lo que las redes opinan sobre ellos. Es que lo ponen demasiado fácil, incluso cuando quieren "dar una lección de honor" (?) y ser "ejemplo" social y dicen "no al reciclaje". Genios.

Publicidad