Flooxer Now » Viral

VISTO EN TIKTOK

Una novia acaba con dos bocas en las fotos de su boda por un exceso de photoshop

La fotógrafa de la boda compartió mediante TikTok las horrendas fotos que editó de la novia, afirmando estar muy avergonzada por el despiste.

Una novia con dos bocas

Una novia con dos bocas https://www.tiktok.com/@tanya.volt

Publicidad

La tecnología puede ser algo maravilloso y glorioso, aunque si no se utiliza correctamente, puede ser un arma muy peligrosa. Photoshop es un excelente ejemplo, es herramienta que puede hacer que las fotos e imágenes se vean espectaculares, pero también puede crear momentos extraños y divertidos si se utiliza mal. Ya hemos visto muchos casos en los que personas no expertas en la materia, se exceden con los montajes y ediciones hasta el punto de provocar el cachondeo de los usuarios de las redes sociales.

En este caso, una novia mostró a sus seguidores de TikTok los curiosos fallos que tenían sus fotos de boda por haber utilizado el Photoshop de una forma incorrecta. Julia Oliver, una novia australiana que se casó en 2018, quedó realmente decepcionada cuando recibió las fotos de su boda. El exceso de Photoshop dejó como resultado unas imágenes un tanto extrañas. La chica fue comparada en las redes sociales con un demonio, por la sobrexposición de la fotografía.

Aunque como hemos comentado, los hechos ocurrieron en 2018, la historia ha salido a la luz ahora, cuando Tanya (la fotógrafa y editora) lo ha contado en su TikTok dejando pruebas visuales de sus erróneas correcciones, admitiendo que nunca se lo había mostrado a nadie.

Según contó la usuaria de TikTok, la novia aparecía con dos bocas, con un juego de dientes asomando de su barbilla y con un gran desfase de color. Al enterarse, Julia le mandó un correo a Tanya, su fotógrafa, quien quedó totalmente avergonzada por el trabajo entregado. Y no es para menos, ya que la novia solo pidió retoques sencillos de color y recortes de elementos que sobrarán de la foto (gente por detrás, papeles en el suelo...).

La fotógrafa, gracias a esta anécdota, aprendió una gran lección. A partir de ese momento comenzó a revisar todos sus trabajos más a fondo antes de enviar las fotos a sus clientes, lo que en un principio parece lo más normal. Aun así, Tanya quiso explicarse por lo ocurrido: "Estaba editando varias fotos a la vez y sincronicé las ediciones para enviarles a los novios una vista previa, ese fue el error que no revisé bien".

VER MÁS: "La estafa del día de su boda"

Publicidad