Flooxer Now » Viral

YO INTERNETO

Orslok, Darío Eme Hache y el puñetazo viral que le ha costado un diente

Los presentadores de Yo Interneto se enzarzan en una amistosa pelea que ha acabado como trending topic de la noche y un sonrisa truncada accidentalmente.

Darío Eme Hache en Vodafone Yu

DARIO EME HACHE nos trae LOS DÍAS DE COSAS Darío Eme Hache en Vodafone Yu

Publicidad

Dicen que la confianza da asco, pero el refrán no tiene en cuenta que también puede provocar dolor. Especialmente entre los chicos, todos tenemos ese amigo gamberrete que nos toca las narices con jugueteos de puñetazos o impertinencias similares, y normalmente no acaban en tragedia... ni en tema de conversación nacional en Twitter.

Orslok sería a Darío Eme Hache el coleguita tocanarices que mencionábamos antes, puesto que no se le ocurrió mejor cosa que para callar a un troll que le estaba importunando en el chat de Yo Interneto que pegar a su compañero.

"Dicen en el chat que esto no es en directo", señala, antes de empezar a zurrar al genio detrás de las toallitas de bebé con evidente fuerza. La cara del también influencer demuestra un dolor contenido y confusión por la idea de demostrar la inmediatez del stream a puñetazos, por lo que decide poner fin a la agresión con un impecable derechazo.

Brazo paralelo al suelo, extremidad extendida completamente y nudillos al mentón, hasta Mohammed Ali estaría orgulloso de cómo en un movimiento hace a su rival sacar la bandera blanca. Bueno, en realidad Orslok se lo toma a guasa, pero el paleto se le queda mellado por un golpe que parece de profesional.

La cena de navidad de Yo Interneto se ha convertido en Trending Topic con los términos 'Darío', 'Orslok' y 'puñetazo' como auténticos protagonistas de la noche, no tanto por el morbo del directo de derecha, sino por la incredulidad de ver cómo le saltan los dientes a un streamer muy reconocido.

Por supuesto, los memes han circulado con más velocidad que un AVE Madrid-Barcelona, poniendo a prueba el siempre agudo sentido del humor de Twitter. La deportividad con la que la víctima asume -más o menos- que se lo tenía merecido ha ido acompañada de un 'mea culpa' bastante cachondo por parte del agresor, que ha tirado de arte para explicar sus sentimientos.

¿Tenemos con este hecho casual a los primeros invitados de la Velada 2022? Pues ojalá diriman sus diferencias la próxima vez con guantes, porque partirle la boca a un vacilón mola más cuando es de forma figurada que literal.

Publicidad