Flooxer Now » Viral

HISTORIAS Y STORIES

¿Por qué Jpelirrojo vuelve a ser viral?

Twitter no le pasa una al que fuera uno de los youtubers más populares del panorama nacional, y en las últimas horas se ha convertido -una vez más- en diana de críticos y haters.

Jpelirrojo, con un metafórico patadón en la cara

@Jpelirrojo / Twitter Jpelirrojo, con un metafórico patadón en la cara

Publicidad

Dentro de nuestro artículo de 'Youtubers que lo petaron y ahora ya no', Jpelirrojo tenía un lugar destacado por méritos propios. Fue indiscutiblemente un ídolo de la plataforma de vídeos durante años, aunque una mezcla de cansancio (por parte de la audiencia) acompañado de unas desafortunadas declaraciones sobre la tauromaquia le llevaron a abandonar sus canales principales.

El caso es que este finde ha vuelto a aparecer en los trending topic nacionales por varios motivos, y ninguno de ellos especialmente cómodo. El primero de ello involucra a Rocío Vidal -AKA la Gata de Schrödinger- después de una entrevista en la que JP asegura que la influencer se aprovechó de él para hacer promoción de un libro que había escrito ella.

"A veces soy tonta por creer en las buenas intenciones de la gente, pero voy aprendiendo", dice ella, en referencia a un vídeo en el que hablaba en muy malos términos de un master que ofrecía él "para crear un plan de negocio exitoso".

 

Dado que el curso en cuestión cuesta alrededor de 4000 pavarrios, te puedes imaginar que Twitter no le tiene mucha simpatía... porque incluso deja al curso de Naím Darrechi sobre "sus mayores secretos para triunfar en TikTok" en un chollazo (cuesta casi 100 veces menos).

Por supuesto, los memes no se han hecho esperar, incluso por parte de youtubers más o menos consagrados. Vituber, sin ir más lejos, ha publicado un corrosivo vídeo riéndose del asunto. Típico trolleo que si fuera dirigido a otro influencer estaría ahora mismo ardiendo a hate. Con JP no pasa, por desgracia para él.

El otro asunto de -ejem- candente actualidad donde él es protagonista viene de sacar punta a unos stories en los que JPelirrojo habla sobre cómo ha acompañado a una amiga a elegir su vestido de novia. Hasta ahí todo normal, aunque el apunte de que sus colegas femeninas "le tratan como el amigo gay" o "estoy en el mayor friendzone de la historia" no han caído con el mismo toque simpático con el que, suponemos, él lo escribió.

En realidad cualquier excusa es buena para atizar a alguien como JP, quien ha sido objeto de burla desde su caída por el sector más cruel del panorama influencer. Ojo, esto no es una defensa de absolutamente todo lo que haya dicho o hecho el madrileño; es solo señalar que quizá el pobre no se merece semejante vapuleo. Just maybe.

"Si me intentas dañar muestras tu infelicidad", dice en una de sus últimas publicaciones, "pues las personas felices no van dañando por ahí a otras personas. Te deseo mucho amor en tu vida. Seas quien seas". El tipo te caerá bien o mal, habrá hecho (o no) cosas reprobables, el caso es que a eso se le llama dignidad frente a los haters. Y no todo el mundo la tiene.

Publicidad