Flooxer Now » Viral

TURBADOR

¿Qué ves aquí: un perro o un niño? La ilusión óptica de la que todo el mundo habla

En el episodio de hoy de chorradas virales, un inocente chucho mirando a cámara se vuelve aterrador chiquillo con que modules un poco tu cerebro. Si es que puedes, claro...

El perro-niño de los horrores

El perro-niño de los horrores @Chiribeje / Twitter

Publicidad

¿Quieres ser protagonista durante unos minutos de tu grupo de amigotes o familia en WhatsApp? Felicidades, estás en el artículo perfecto para ello con una de esas pruebas rollo 'Laurel o Yanny' y volar metafóricamente la cabeza a algún conocido. O la tuya propia.

Resulta que una imagen de un apacible perro se está volviendo hiperviral por redes y servicios de mensajería con la frase de "¿ves al niño?". Tranqui, la primera sensación es que te están tomando el pelo y no hay ningún niño, pero sí se podría decir que hay un crío oculto.

La tendencia la ha comenzado un casi desconocido tuitero que firma como Nisecomo, nick que le va a pelo para describir la que ha montado en redes con su propuesta viral. El chucho en cuestión está mirando a cámara con cara de "qué he hecho ahora", pero las mentes más retorcidas de las redes han visto una aparición fantasmal en la parte baja de la imagen.

Si fuerzas un poco la vista y tomas el hocico como un ojo, el moflete izquierdo como la nariz, y el collar que asoma por la derecha como una oreja, quizá puedas formar en tu cabeza la aterradora imagen de un niño con cuerpo de perro. ¿Que no lo ves? Quizá este edit te saque un poco de dudas...

Lo más gracioso del tema es ver cómo gran parte de los comentarios al tuit original son de usuarios desesperados por no ver al niño, y otros todavía más locos que no ven al perro. Si eres de esos busca ayuda profesional, pero de verdad, no como hace ElXokas.

Hay incluso una corriente artística que va camino de convertirse en meme con edits de la cara del pobre perro incrustando un maléfico niño, al que algunos ya le ven como la encarnación del mismísimo Lucifer, y otros como la atención, atención, John Lennon. Las ilusiones ópticas, que las carga el diablo.

Si tienes la oportunidad de enseñárselo a un grupo de gente en persona es la experiencia más descojonante que vas a vivir en el día, con caras de confusiones, peña que se da por vencida y otros que parecen vivir una pesadilla con un niño-perro como protagonista. Aquí en la redacción ha sido un debate intenso, por si te vale.

Pero claro, para eso tienes que verlo tú primero y lo más importante: que estas ilusiones te importen lo más mínimo. Al menos acuérdate que lo viste primero en Flooxer Now, donde hacemos alta literatura de chorradas virales. O lo intentamos...

P.D. De regalo, otra ilusión óptica con un perro-Putin. De nada.

Publicidad