TAMBIÉN BRONQUIOLITIS

TheSingingWidow: la viuda tiktoker que cuenta bailando el asesinato de su marido

Cuando creíamos haberlo visto todo en el territorio de la truculencia, nos enteramos que una mujer ha encontrado en TikTok el lugar perfecto para llevar a cabo una terapia única: compartir el crimen que acabó con la vida de su esposo y la bronquiolitis de su hijo mientras baila al ritmo de Meghan Trainor.

Jess, bailando al ritmo de la tragedia

Jess, bailando al ritmo de la tragedia @ycsm1n / Twitter

Publicidad

La historia de TheSingingWidow (la Viuda que Canta) es tan inverosímil que lo mejor es reproducir las palabras que ella misma utiliza para contarla. Se trata de una treintañera que sufrió un trauma terrible hace ocho años, y que ha encontrado una manera de sobrellevarlo escandalosamente llamativa.

Se llama Jess, vive en Estados Unidos y se define como una "soñadora" en su blog. "Mi historia es sencilla, complicada, bella, eterna, mágica y trágica al mismo tiempo, explica. Soñaba con ser cantante, casarme con el hombre de mis sueños, formar una familia y tener mi propio hogar. Y cumplí no uno sino los cuatro sueños (además de otros muchos durante ese tiempo), que se me arrebataron en un parpadeo menos de 24 horas después de ser madre".

"Mi marido Justin, mi hijo recién nacido y otros tres familiares estábamos en nuestro salón cuando oímos un cristal roto y un 'pop', un sonido extraño". Y desde ahí la tragedia: "Mi vecino de atrás, quien era un exconvicto y un borracho, decidió jugar con su pistola de 9mm. Asegura que se le disparó accidentalmente al caérsele, pero incluso esa excusa ilógica no cambia los hechos: la bala voló más de 45 metros, esquivando docenas de árboles, atravesó mi puerta de doble cristal y acabó en la cabeza de Justin, segundos después de que este se levantara".

Los investigadores afirman que había una posibilidad entre infinitos millones de que ese proyectil acabara con su vida, y sin embargo aquí estoy. Cuando dice aquí estoy, se refiere en TikTok contando la historia mientras baila. La cuenta en episodios, invitando a conocer su historia en su Instagram.

Jess cuenta con más de 50.000 seguidores allí y ronda los 20.000 en TikTok, perfil que tiene en privado y aun así su historia ha dado la vuelta al mundo por su curiosa forma de llevar la pena. En Twitter se puede encontrar el vídeo sin dificultad, y en 48 horas supera de largo los seis millones de visitas.

Es más: Jess también cuenta de la misma manera (bailando al son de Meghan Trainor) que su hijo pequeño (nacido de un nuevo matrimonio) tiene bronquiolitis, y solicita sonriente a sus followers que recen por él. Sorprendente se queda corto.

"¿Qué puede depararme el futuro y qué sueños puedo permitirme tener?", se pregunta en su blog y en su canal de YouTube, que tiene desde 2018 y que ni de lejos tiene el mismo seguimiento que sus otros perfiles sociales. Desde esos asegura "usar la creatividad para superar y dar consejos sobre la pena, la infertilidad y la salud mental". Sobre ese último punto, hay muchos comentarios opinando que le queda un largo camino.

 

Antena 3 » Viral

Publicidad