¿ACOMPAÑANTE O CARGA?

¿Los hombres que se quedan fuera de las tiendas de ropa tienen masculinidad frágil? El debate más intenso de Twitter

Una foto de varios hombres esperando fuera de una tienda de ropa ha provocado una discusión acalorada entre quienes lo ven como algo normal o como un gesto machirulo.

Mujer de compras.

Mujer de compras. Pixabay

Publicidad

Hay una escena que resulta de lo más habitual en los centros comerciales: un grupito de hombres, cada uno a su aire, espera en la entrada de una tienda a que las personas con las que han venido terminen de hacer sus compras en el interior. Un asunto tan trivial como este no parece tener la capacidad de provocar una reacción viral, pero sí, lo ha hecho: un par de imágenes han sido suficientes para que miles de personas expresen su opinión al respecto de quienes tienen este tipo de actitud cuando van con alguien de compras.

Los tuits en respuesta a estas imágenes han ido en dos líneas: la primera, la de los que critican que haya quien se comporte así, y piensa que se debería tener más interés por acompañar a las personas con las que se va de compras. Por otro lado, está la línea de pensamiento totalmente opuesta, que justifica que cada cual pueda actuar como quiera, y que uno pueda quedarse fuera si no tiene ganas de entrar a la tienda en cuestión. El problema es: ¿quién tiene razón? ¿Debe prevalecer el individualismo o la generosidad?

Por desgracia, se trata de un asunto tremendamente influido por los valores, el carácter y el humor de la persona que se enfrenta al dilema. Hay quienes se niegan en rotundo a hacer cosas que no les gustan, pero también quienes deciden sacrificarse de vez en cuando si creen que la situación lo requiere o están de buen humor. Al fin y al cabo, se trata de una decisión de puro egocentrismo: ¿qué es lo que más me beneficia: hacer lo que quiera, o sacrificarme y contentar a la persona a la que acompaño, para que me tenga en mejor estima?

Lo que está claro es que calificar a los hombres de esta imagen viral como personas con "masculinidad frágil" es llevar las cosas demasiado al extremo. La mayoría de hombres no se quedan fuera de las tiendas porque vean que su hombría pueda peligrar, sino porque no les da la gana. ¡Pero ya se sabe que en Twitter prevalecen las opiniones radicales, así que no se podía esperar otra cosa!

Antena 3 » Para ti

Publicidad