Con la llegada del buen tiempo y el solecito lo primero que pensamos es en organizar un merecido viaje con nuestros amigos. Después de todo el curso nos hemos ganado unos días de descanso y tu grupo es el mejor compañero de viaje.

Sin embargo, debemos advertirte algo: irte de vacaciones con tus amigos puede ser un caos y no tan guay como parece. De repente, en esos días descubres que uno es un poco guarro, otro despistado y otro es demasiado organizado. El típico de “tiene que ser todo como yo diga”. En un segundo te ves queriendo huir de las que iban a ser unas vacaciones de 10 con tus amigos inseparables. Para que eso no pase, aquí van unas cuantas ideas para aplicar y no acabar a leches con ellos.

Los temas de casa, mejor organízalos desde el principio

Si vais a un apartamento habrá que cocinar, recoger, fregar… Aunque sea lo mínimo para que no os invada la porquería. Y por experiencia te digo que, al final, esas tareas se las acaba comiendo el más organizado del grupo. Por eso, es buena idea repartir las tareas cuando estéis de camino. Pensar quiénes van a cocinar, quienes a fregar y cómo lo vais a organizar mínimamente.

No seas el “brasas”

Cuando uno se va de vacaciones el objetivo es disfrutar y por esta misma razón no puedes estar todo el día enfadado porque cada uno hace lo que quiere, no se respeta el plan o nadie mueve un dedo. Asume desde ya que eso podrá pasar y no vayas detrás de la gente regañándola. Si, por el contrario, es al revés y tienes a alguien en el grupo que está resaltando todas esas cosas que no se hacen, cambia un poquito de actitud y muévete por el bien de vuestra amistad. Cada uno tiene que poner de su parte.

Amigos | Pxhere

Gastos claros desde el principio

Otro de los temas en los que puede haber movida cuando nos vamos de vacaciones es el de los pagos: que si este ha pagado menos, que si yo he pagado todo... Es importante que llevéis eso controlado desde el principio. Hacerlo así os ahorrará problemas. Ya no hace falta ni calcularlo con papel y boli. Ahora mismo hay aplicaciones para móvilesen las que puedes meter todos los pagos que has hecho y repartirlos entre las personas que quieras para que te calcule el dinero que hay que poner.

Piensa bien antes de crear una discusión

A veces,cuando estamos cansados de una situación tendemos a querer sacarla a la luz para poner las cosas claras y eso puede acabar en discusión. Piénsalo dos veces antes de hacerlo. Crear una discusión en vacaciones puede hacer que el buen ambiente se rompa y todos estéis más incómodos. Aunque nosotros somos partidarios de hablar las cosas para estar mejor, así que lo mejor será que, si ves que la situación lo requiere, convoques una “reunión de emergencia” y habléis las cosas.

Ten en mente disfrutar.

Ante todo, ten en cuenta que te vas con un grupo de gente que son amigos pero todos diferentes a ti, todos vienen de su casa con sus propias costumbres y “exigencias”, por lo que tendréis que hacer un esfuerzo para adaptaros al grupo. Ten la mente en modo relax y proponte que el objetivo es disfrutar. Lo demás puede ser secundario.