Flooxer Now » Muy Fan

AGRESIÓN Y RESPUESTA

"Visto como me da la gana y soy imparable": el inspirador mensaje de un joven tras sufrir una agresión homófoba

Esta es la historia de homofobia hacia Fermín Martínez, que ha publicado en su perfil de Facebook el relato de su ataque y cómo le plantó cara a sus agresores.

Stop homofobia

iStock Stop homofobia

Publicidad

Un mes ha pasado desde que se celebró el Orgullo 2019 en la capital catalana, la comunidad LGTBI salió a la calle a defender sus derechos y a celebrar, con orgullo, poder amar libremente sin que te impongan nada, sin que te agredan, te acosen, te encierren o te humillen.

Un joven del barrio del Poble Sec de Barcelona, Fermín Martínez ha subido un vídeo a su cuenta de Faceboock explicando la agresión que ha sufrido junto a unos amigos recientemente. En la publicación explica que ya conocía a los agresores porque siempre al pasar por la plaza lo insultaban y que muchas veces decidía no pasar por allí por si los acosadores se encontraban en dicho lugar. Pero, esta vez cuando lo insultaron Fermín no hizo de oídos sordos y les plantó cara. “Me enfrenté a ellos y dije: ya basta”, cuenta el joven mientras relata que eso no quedó ahí y que llegó hasta el final: “vamos, que nos pegaron”. El joven muestra las heridas del ataque y manifiesta que acto seguido fue al hospital, a la policía a poner la pertinente denuncia y que volvió a la plaza, pero que los agresores salieron corriendo.

Fermín Martínez es un ejemplo de orgullo, de no cerrar la boca y de plantar cara a sus agresores y por supuesto, de denunciar. “Esto no lo van a hacer más que es lo que quiero... que pase todo el mundo por esa plaza, que es maravillosa”, sostiene.

El joven agredido, lejos de mostrarse humillado o atemorizado, resuelve que lo que le sucedió fue “por tener mi pluma gay, que es maravillosa y por vestir como visto, y visto como me da la gana y soy imparable”. Así, se muestra orgulloso de su forma de ser, de vestir y de él mismo. ¡Di que sí! Esa es la autoestima y seguridad que cada persona debe tener sobre sí misma.

Las agresiones homófobas han aumentado en un 30% en Cataluña este año, según ha informado EFE. Esta región "ha registrado 70 incidencias en 2019, lo que supone un aumento del 30 por ciento respecto al año anterior". Por eso, aunque estemos mejor que antes, sigamos luchando, mientras siga existiendo una sola agresión, ya sea verbal o física, una sola mirada de odio o una mala palabra. Cualquier tipo de discriminación no deja de ser homofobia, y aún queda mucho camino por recorrer.

Publicidad