Flooxer Now » Muy Fan

¿LO SABÍAS?

No siempre fueron estrellas: los primeros curros de las celebrities

Los principios nunca han sido fáciles para nadie, ni siquiera para las celebrities. Antes de ser ricas y famosas tuvieron que empezar por algunos currillos de gente normal. ¿Quieres saber cuáles?

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Si bien es cierto que algunas estrellas nacen como tal, la mayoría de ellas no tienen esa suerte y se hacen ricas con el tiempo. Ya sea por suerte, por ser buenos en sus profesiones o por haber triunfado en Instagram, muchas de las celebrities hace unos cuantos años no eran famosas. Vamos, que no las conocía ni el tato. Todas empezaron con pequeñas cosas y también pequeños curros.

¿Quieres saber cuáles fueron los primeros curritos de las celebs? ¡Te lo contamos!

Miley Cyrus: conocida por su talento musical (y también por sus idas y venidas con su ahora ex marido Liam Hemsworth), Miley no ha sido siempre una star. De hecho, el primer contacto que tuvo con el mundo musical fue subiéndose al escenario pero no precisamente para cantar ¡sino para recoger! Ella era la encargada de limpiar el escenario cuando su padre – Billy Ray Cyrus- terminaba la actuación.

Harry Styles: ¿Te imaginas ir a la panadería y que el pan te lo vendiera Harry Styles? No, no pongas cara rara porque Harry fue panadero antes de presentarse a Factor X y ganarse la fama mundial con One Direction. De hecho, hace unos años se volvió a vestir como tal para recordarlo, pero lo normal es verle con estilismos muy alejados de lo que te imaginas en un dependiente.

Kim Kardashian: la celebrity que más gana en Instagram por subir una foto no empezó a trabajar con esta red social si no que antes tuvo que ganar dinero con otros empleos. Y como muchas otras personas, el primer trabajo que cogió fue en una tienda de ropa aunque después ya dio el salto al mundo del glamour convirtiéndose en asistente y estilista de Paris Hilton. ¡Si es que hay gente nacida para ser estrella!

Zendaya: la actriz de Spiderman y Shake It Up necesitaba sacarse un dinerillo antes de convertirse en estrella de Disney Channel y lo hizo muy pequeña de taquillera en el cine donde trabajaba su madre. Y pensar que luego saldría ella en las pelis...

Taylor Swift: nadie dijo que fueran fáciles los comienzos de una estrella y Taylor lo puede confirmar. Antes de hacerse mundialmente famosa estuvo trabajando en un criadero de árboles de Navidad en el que se tenía que encargar de cuidarlos y, por supuesto, liberarlos de plagas. Quién iba a imaginar que unos años después, Taylor llenaría estadios con su música.

Emilia Clarke: conocida como Daenerys, La Madre de Dragones en Juego de Tronos, la realidad es que Emilia Clarke no ha sido siempre actriz. Siempre se ha declarado amante de la comida y lo cierto es que tuvo una empresa de catering aunque luego se volcó en su faceta de actriz.

Nicki Minaj: una de las características que destacan de Nicki es su vestimenta. Le encanta fliparse con tacones, brillantes y estilismo que llamen la atención. Sin embargo, en su primer trabajo ¡le fue imposible! El uniforme de camarera era estricto y ella no se podía salir del papel.

Así que ya sabes, da igual si estás trabajando o estudiando, mira a tu derecha y a tu izquierda, no vaya a ser que tengas al próximo influencer más rico del mundo muy cerca...

Publicidad