Flooxer Now » LOL

Sobre una pantalla verde

Wismichu pide a sus seguidores que se rían de él

El youtuber se libera de los pocos complejos que todavía le quedaban y ofrece a sus followers -pero sobre todo a sus haters- herramientas para ponérselo todo más fácil.

Wismichu en la presentación de 'Bocadillo'

Getty Wismichu en la presentación de 'Bocadillo'

Publicidad

"50% Emprendedor y 50% Bala perdida. Dicen que soy un troll pero yo solo busco reírme de la vida. Mi canal, mis normas. Espero divertirte con mis locura". Así se presenta Ismael Prego (AKA Wismichu) en su canal de YouTube, toda una declaración de intenciones para el creador de contenido más sarcástico del panorama nacional. Y es mucho decir, viendo cómo está el panorama.

El gallego no es para nada ajeno a la polémica, aunque como avisa desde su misma bio, todo es una broma con ese humor tan suyo. Pasó con la peli 'Bocadillo', para muchos genialidad y para algunos directamente un timo, y pasa constantemente cuando se ríe de sus espectadores, siempre con la ironía y el buen rollo por bandera. Y es en esa dualidad de sentimientos donde él se encuentra más cómodo.

 

Esta misma cuarentena decidió hacer un "concurso de talentos" al estilo de su buen amigo AuronPlay, pero mucho más triste: gente que toca la flauta con la nariz, otros que escupen muy lejos o fans que son capaces de hacer "ruidos con cajas". Al youtuber no le dolía machacar a esos artistas con su siempre cáustica visión de la vida.

Quizá por eso decidió hace dos semanas darse un baño de humildad y aceptar las críticas que le llegaran. No solo eso: quería que sus seguidores y haters le metieran en situaciones ridículas, y para facilitar la tarea creativa de esa ocurrencia, recopiló en un vídeo todas las veces que se grabó en el último año haciendo el tonto delante de una pantalla verde. Así facilitaría los montajes que los más hábiles con los programas de edición podrían hacerle.

 

"Aunque os duelan las imágenes, yo soy el que más va a sufrir con ellas", dice a modo de introducción. Y luego se pasa 10 minutos dando saltos, disparando o soltando mandobles con un sable láser mientras se pregunta "qué está haciendo con su vida". Pues bien, 12 días después de aquella idea ya tiene el resultado de los aficionados al mundillo. Como era de esperar, no tiene desperdicio.

"Esos cromas que grabé dan vergüenza ajena, pero hay verdaderos artistas que han conseguido hacer maravillas con ellos". Se refiere a sus enfrentamientos imposibles con Thanos, transformaciones en saiyajin, en una especie de Neo en Matrix o hasta en personaje de Fortnite celebrando la victoria magistral. Un cachondeo que le lleva a la carcajada en más de una ocasión y que nos recuerda, pero sobre todo a él, que donde las dan las toman.

 

Publicidad