Flooxer Now » Actualidad

¡Y QUE SE QUEDEN!

5 cosas que necesitamos que vuelvan en 2021

Comenzamos nuestra lista de deseos para el año que ahora comienza con unas peticiones de lo que más echamos de menos (aparte de las cosas obvias). Por pedir...

¡Nos lo debes, Destino!

Pixabay ¡Nos lo debes, Destino!

Todos los eneros los gimnasios se petan, las academias de idiomas se llenan de nuevos alumnos y en general las listas de deseos chorrean tinta con todas las cosas que queremos que sucedan en nuestra vida y al final las dejamos para otro año. Pero 2021 tiene que ser diferente.

Entre restricciones, prohibiciones, cancelaciones y demás cosas chungas que acaban en -ciones, ya no hablamos de pedir cosas nuevas o mejores para el futuro, sino de recuperar algunas costumbres que nos ha quitado este calendario que ahora tiramos a la basura.

1) Salir a cenar tranquilo

Las recomendaciones sanitarias dicen que salgas lo menos posible de casa, el sector hostelero dice que salir a tomar algo no es peligroso, tus colegas se quedan en casa por miedo a pillar COVID... ¿dónde están aquellos momentos en los que tomar algo por ahí no era una odisea?

 

2) Viajar más allá del super

Paula Gonu, quizá la instagramer nacional con más mundo, empezaba 2020 aterrizando en Tailandia después de dos días de viaje y sintiendo que "el año empezaba bien". Consciente de que se gafó un poquito la cosa, todos deseamos volver a ver lugares a los que queremos ir más allá que a través de las redes sociales.

 

3) Que vuelvan los conciertos

Ya nos da igual que sea la despedida de Extremo Duro o que los reyes del K-pop visiten Barcelona: lo que queremos es volver a notar las vibraciones de unos buenos altavoces, unos artistas sin miedo y una audiencia entregada a sus ídolos. Lo necesitamos.

 

4) Eventos presenciales

Puede ser una feria friki, un parque de atracciones con visitantes, un pasear por la playa donde haya una representación de teatro. Lo que sea, pero que esa sensación de inseguridad se vaya de una vez para no volver.

 

5) Tocarnos

No seas malpensado, no estoy hablando de esto. Bueno, también me vale, pero a lo que me refiero es que ya hemos tenido una buena ración de puños, codos y saludos a lo lejos. Ojalá 2021 nos traiga esa buena costumbre de sentir en la piel a otras personas, sin temor a que un gesto tan básico suponga un problema.