Flooxer Now » Actualidad

¡Cuidado al mojar!

Condones falsos: así puedes comprobar si tus preservativos son de imitación

La Agencia Española del Medicamento avisa de un lote de preservativos de imitación que anda circulando por España y que no tiene ninguna garantía sanitaria. Aquí te decimos cómo detectarlos.

Publicidad

Se acabó el confinamiento en casi toda España y, siempre con precaución, toca lo que toca: el regreso a los amigos, a la familia, a salir de fiesta y, por qué no, a los encuentros íntimos. Igual que deberíamos tener interiorizado que para salir a la calle hay que llevar mascarilla, las autoridades sanitarias llevan años recordando que lo mejor para un sexo seguro es el uso del preservativo. Pero cuidado con los que usas, que puede ser peor el remedio que la enfermedad...

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) ha dado aviso de que circulan por España un montón de lotes falsos de la marca Durex. El fabricante ha confirmado que hay condones que salen con su logotipo pero que no son reales, y que suelen venderse en máquinas expendedoras y otros negocios ajenos a las farmacias que están sujetos a un menor control.

 

Durex es una de las marcas más populares de este sector, y ya ha sufrido otras falsificaciones. La más reciente es de hace solo unas semanas, con su producto "Durex Natural Comfort" en su pack de 12 preservativos. El lote que ahora es objeto de imitación es la del modelo "Durex Dame Placer".

El distribuidor español de la marca en nuestro país ha confirmado que los packs afectados tienen una fecha de caducidad marcada como para mayo de 2024, mientras que los que ahora mismo tiene a la venta de manera legal es septiembre de 2023. Vamos que si tienes un pack que caduca en 2024, te han tangao.

Otra manera de reconocer condones falsos es el color del envoltorio: los preservativos originales tienen un plástico rosa brillante protegiendo el condón, mientras que el falso es violeta mate.

Los problemas de consumir productos de imitación son claros. No han pasado ningún control de calidad, por lo que no sabes si el material con el que están fabricados es fiable (lo más probable es que no lo sea); por supuesto, no tienen por qué tener propiedades profilácticas, que eviten la transmisión de enfermedades o embarazos no deseados. Y por último, puede dejarte una zona extremadamente sensible en una situación comprometida... no me hagas entrar en detalles.

Publicidad