Flooxer Now » Actualidad

SIGUE LA POLÉMICA

Halsey, Zara Larsson y Steve Aoki se suman a la defensa de BTS

Los comentarios supuestamente racistas de un locutor alemán la semana pasada han llegado a oídos de artistas internacionales, mientras que la emisora de radio ha aclarado su posición.

BTS versiona a Coldplay en el MTV Unplugged

YouTube/MTV BTS versiona a Coldplay en el MTV Unplugged

Publicidad

Por muy polémico que suela ser Matthias Matussek en el programa que tiene en Bayern 3, en ninguna de sus fantasías podía imaginar que fuera a hacerse tan famoso... aunque fama de la que no mola. La emisora local donde trabaja jamás había tenido la repercusión planetaria de los últimos días, y todo por meterse con BTS.

El locutor comparó a los reyes del K-pop con el coronavirus, y los describió como "una enfermedad para los que ojalá también haya vacuna pronto". Muchísimos miembros del ARMY ven racismo en esa afirmación, observación que han compartido destacadísimos miembros del panorama musical.

 

"Estoy horrorizada al leer los comentarios que hizo", escribió Halsey en su Instagram sobre Matussek. "El racismo y la xenofobia no pueden calificarse como 'humor en directo'. Declaraciones así, en una época en la que el odio y la violencia se ceban con las comunidades asiáticas, está aumentando mucho, y es inaceptable".

 

Una percepción que comparte de primera mano Steve Aoki. El DJ de origen japonés afirmó estar del lado de BTS "para condenar el odio de cualquier tipo y parar este tipo de de prejuicios en cuanto podamos. Tenemos que estar juntos y repartir amor". Aoki, además, había colaborado con la banda coreana en 'Waste It On Me', donde también aparece su hermana Devon Aoki.

 

Mientras tanto, el departamento de comunicación de Bayern 3 está echando humo: aparte de varios trending topic que han circulado durante días, han lanzado varios comunicados matizando las palabras de su locutor y afirmando que "no era la intención de nadie herir sentimientos".

 

"Eso no cambia el hecho de que mucha gente pensó que sus declaraciones fueron hirientes o racistas", reconocen. "Pedimos perdón por ello, y trabajaremos este tema con Matthias y el resto de su equipo en los próximos días". Todo en respuesta a un movimiento global al que también se han sumado los cantantes Lauv y Zara Larsson.

 

Más allá de que sus palabras fueran con una intención u otra, hay que ser un poco torpe para no darse cuenta que el ARMY es capaz de todo para salvaguardar la fama de sus ídolos. La comunidad K-pop ha logrado incluso a boicotear actos políticos de Donald Trump, en una demostración de que su alcance en redes es ilimitado.

Publicidad