El último vídeo de Rosalía supera los tres millones de reproducciones en menos 24 horas, dura dos segundos y no suena ni una sola nota. Es un post de Instagram, simplemente ella posando frente a un espejo, en lo que quizá la catalana quería compartir como una foto y se equivocó de botón. El caso es que la catalana posa de forma sencilla como cualquiera que vaya a hacerse un selfi porque se siente lo más en ese momento, aunque la ropa de la artista no tiene nada de simple. Solo el bolso, de la marca Offwhite, se vende por 1400 euros, y entre el choker, la chaqueta y el resto de su look podría llevar encima más de 6000 euros. Y aun así, eso no es lo que más llama la atención de sus seguidores.

A los habituales comentarios de “Guapa”, “Bájale”, “Diosa” y un aburrido etcétera (por repetitivo), hay quien se ha fijado en el lugar elegido para la foto. Paredes blancas, cama antigua, silla de mimbre, suelo de piedra… ¿está Rosalía de casa rural? ¿O es que tiene una habitación austera para inspirarse?

 

"Ahí es donde dormía la abuela", "Con tanto agujero no sé dónde mete el móvil", "5000 euros vale solo el bolso" o "Tiene suelo de casa rural" son algunos de los comentarios al lugar de la foto y sus complementos. Pero nuestro favorito no va por ahí: "¿Es Rosalía o Camila Cabello?". Porque es verdad que tiene un aire a la cubana.

El caso es que la artista es muy hermética sobre asuntos personales, aunque se sabe que por ahora sigue viviendo en la casa de sus padres, situada en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona). Es una de las habitantes más ilustres de este pueblo de apenas 8000 habitantes, y Rosalía ya ha subido más fotos posando en su casa. Pero nunca en esta discreta habitación, muy alejada de su estilo público.

Pasando más tiempo de gira que en el domicilio familiar, la vivienda fue noticia a principios de este mes después de que la catalana sufriera un robo mientras su madre estaba dentro. No se dio cuenta del suceso hasta horas después, pero los ladrones se llevaron el contenido de la caja fuerte situado en el dormitorio de Rosalía, con una cantidad indeterminada de dinero y joyas.

Entre las piezas que ha lucido Rosalía hay modelos que suman decenas de miles de euros, chándal de Prada, las colaboraciones con Pull&Bear, agradecimientos a diseñadores como Jeremy Scott para Moschino, conjuntos de piel auténtica... lo que está claro es que tiene un buen dinero invertido en ropa y complementos.

Viendo la popularidad que está alcanzando, así como la calidad de la prendas de alta costura que lleva, quizá vaya siendo hora de que la cantante busque un nuevo lugar para reposar y tener su armario. Y ya de paso, que le dé una vuelta a la decoración para hacerla más acorde con su florido estilo. Si ella quiere, claro, no nos vamos a meter con los interiorismos rústicos...