La esperadísima actuación de la Super Bowl 2020 más que un duelo de divas, ha sido una muestra de hermandad; un derroche de poderío embutido en bodys de lentejuelas y melenas al viento de los ventiladores.

Shakira y Jennifer Lopez han demostrado que siguen pisando fuerte dentro del mundo de la música, interpretando algunos los grandes éxitos que han ido cosechando durante más de veinte años de trayectoria.

Además, el espectáculo de la Super Bowl ha sido una fecha muy especial para Shakira. Y es que qué mejor forma de celebrar su 43 cumpleaños que volviendo a los escenarios y sintiendo el calor del público.

 

‘She wolf’, ‘Hips don´t lie’, ‘Chantaje’, ‘Waka Waka’, ‘Whenever, Wherever’, ‘La Tortura’ junto a Bad Bunny, que ha aparecido por sorpresa en el escenario, y un trocito de ‘I liked it’. Un repertorio que ha puesto a todo el público en pie y a corear los temazos de una de las reinas del 2000.

 

Jennifer Lopez tampoco se ha quedado atrás. Ha aparecido en el escenario subida a una réplica del Empire State Building de Nueva York y a sus cincuenta años ha demostrado un estado de forma envidiable haciendo pole dance al mismo tiempo que cantaba.

 

'Waiting For Toninght', ‘Get Right’, ‘On The Floor’ o ‘Let’s Get Loud’, fueron algunas de las canciones que J.Lo ha escogido para la ocasión y donde J. Balvin ha aportado su granito de arena.

Que dos mujeres latinas de mediana edad hayan sido las protagonistas del medio tiempo de la Super Bowl es todo un hecho histórico. La colombiana y la puertorriqueña lo han partido ocupando un espacio en el que no han querido perder la oportunidad de lanzar un mensaje reivindicativo sobre los conocidos como 'dreamers', latinos nacidos en Estados Unidos.

Para ello ha contado con la participación estelar de su hija Emme Anthony, que con tan solo 11 años ha hecho su debut como cantante delante de unas 65.000 personas. Este ha sido uno de los momentos más emotivos del show. Emme ha aparecido arropada por un coro de niñas y el símbolo femenino para remarcar el empoderamiento. Además, su madre se ha unido al escenario con una bandera de Estados Unidos para hacer un medley de ‘Born in the U.S.A’, un tema de Bruce Springsteen.