¿Como estáis? Aparte de azquerozo, claro. Que estéis aquí ya es una buena señal de que al menos queréis cambiar para bien, ya que no encontrarás un sitio con mejores consejos de maquillaje ni una influencer tan sincera y maja como yo. Modestia aparte.

Hoy nos toca hablar de las brochas, porque hay paquetes de maquillaje con tantas que parece el maletín de Pablo Picasso. Si no sabes para qué sirve cada uno, lo malo es que puedes acabar como uno de sus cuadros, y eso está muy bien para los museos querida, pero en la cara no te hagas cubismo. No solo por ti sino por los que te miramos.

En minuto y medio te va a quedar clarísimo el fin de cada uno, desde contours a hightlighters, y me puedes dar las gracias por mi sabiduría con un follow en Instagram y compartiendo este vídeo en una reunión de amigas, en redes sociales o donde sea. Pero tú comparte, que una tiene que comer. Ah, y gracias... ¡azquerozo!