Da igual que sea la primera vez que entras en Tinder o la número 100. Harás una selección de personas intentándote guiar por tu intuición al ver sus fotos, pero eso, desgraciadamente, no es suficiente. La buena noticia es que en menos de 24 horas puedes calar verdaderamente a la persona con la que estás chateando y descubrir a qué grupo pertenece. Toma nota y memorízalos para encasillar cuanto antes y saber si te merece la pena o le dices next.

El salid@

Se le nota a la legua: es la tercera frase que intercambiáis y ya te ha hecho referencia a algo sexual... Vale, esto no tiene por qué ser malo si es lo que tú también buscas, pero… ya sabes a lo que te atienes. Si esperas un rato divertido de alto voltaje, sí, sigue la conversación, pero si buscas algo más, seguramente esta joyita no sea para ti…

El mentiros@

Ojo con este tipo de personas… a veces cuesta calarlas y hay más de las que te imaginas. Todo, absolutamente todo lo que te dicen, es mentira. Para no perder tu tiempo y cazarlos cuanto antes, sospecha si le propones hablar por teléfono y no quiere, o si a la hora de quedar se echa para atrás. Señales inequívocas de que puedes tener ante tus narices una persona ficticia…

El flipad@

Todo lo hace bien, habla con chulería y, de la conversación, un 90% habla sobre su persona y ya, si queda algo de tiempo y se ve generoso, te pregunta algo a ti que le servirá de hilo conductor para contar de nuevo algo sobre sí mismo… Esto, sinceramente, es un coñazo. Para que te toque escuchar a alguien te pones a estudiar psicología, no te metes en una app de ligar, ¿no te parece?

El moñ@s

Intensito por naturaleza, el primer día ya te habla de amor, y el segundo te dice que te quiere sin apenas haberte visto… Oiga, por favor, que una cosa es ir demasiado rápido al grano y otra que te toque un especímen de estos que ya te está mostrando que el ‘amor’ para él surge en dos minutos. El mejor consejo es que le digas que afloje o, directamente, bye, bye…

El invisible

No tienen foto de perfil, así que… ¿cómo pretenden que los elijas para chatear si en Tinder lo primero que valoras es que te entren por los ojos? Cuidado con esta gente porque, una de dos, o mienten en los datos y no se atreven a robar una foto de otra persona por no meterse en jaleos o, directamente, tienen pareja y disuaden la posibilidad de que les pille algún conocido con esta técnica. Warning!

El chapas

En su descripción ya tienen una frase filosófica, un lema o una propuesta para salvar el mundo y parecer la mejor de las personas. En cuanto habláis, te pregunta por temas profundos, se hace el interesante y cita a varios filósofos que ha visto en frases colgadas en Instagram pero que realmente no ha leído en su vida. Pereza máxima, si es así virtualmente, imagínate en persona…

El loc@

En menos de 10 minutos encontrarán un motivo para no estar de acuerdo contigo en algo y, si te da igual, se enfadarán por tu pasotismo. Si entras al trapo, tampoco les sentará bien porque quieren llevar la razón y, si dejas de escribirles, también se picarán porque no eres nadie para tomar esa decisión… Este desequilibrio de personas son de lo más peligrosito y, si no quieres acabar colgado de una lámpara, es mejor que le indiques que siga su camino teniendo claro que el consecuente sermón que pueda echarte no te va a afectar lo más mínimo.