Flooxer Now » Gaming

Olimpíadas de cachondeo

Los Calvogames de TheGrefg reúnen a lo mejor de YouTube y del deporte

El torneo benéfico del creador de contenido atrajo a camaradas como DjMario, Ibai o AuronPlay y a futbolistas de élite, como Griezmann, Asensio o Sergio Reguilón.

TheGrefg

PlayStation / Precision Spain TheGrefg

Publicidad

Nadie puede acusar a TheGrefg de no estar currándoselo en su canal durante lo que llevamos de cuarentena. El murciano no ha dejado de emitir prácticamente ni un día, y con la organización de los Calvogames ha conseguido juntar a un catálogo de influencers, youtubers y hasta deportistas que ya quisiera para sí cualquier acto solidario.

Ayer fue la jornada definitiva de un maratón de competiciones gamer que tuvieron como capitanes a Ibai Llanos, AuronPlay, DjMario y el propio Grefg. Bajo sus órdenes tenían a gente como Viruzz, Orslok, Alexby o Goorgo.

 

Con la ausencia de árbitros, en algunos momentos se vivieron situaciones caóticas que en realidad vinieron muy bien al espectáculo. Sucedió, según algunos espectadores, en las partidas de Warzone, el shooter inspirado en el universo de Modern Warfare. Gran aficionado a Call of Duty, Ibai fue el que se llevó el gato al agua en esa competición. Luego se llevó un chasco al perder en su especialidad y el juego que le lanzó al estrellato: League of Legends

 

No hay que olvidar que la finalidad de todo esto era alcanzar los 100.000 dólares de recaudación para destinarlos a causas benéficas en la lucha contra el COVID-19. El porqué se utilizó la moneda norteamericana en lugar de euros nunca quedó claro, pero la alegría de TheGrefg cuando AuronPlay donó 8000 sí que era genuina y no necesitaba ninguna explicación.

 

Uno de los momentos que más conversación (y memes) generará en los próximos días fue el encuentro con Ampeterby, compañero de piso y profesión, a quien tuvo que dar un beso en los labios como reto al haber alcanzado cierto hito de recaudación.

 

TheGrefg quiso salir al paso de algunas críticas que llegaban durante el stream diciendo que los participantes más adinerados no aportaban dinero de manera pública, y el youtuber se sintió un poco ofendido por esas opiniones. Por eso, lanzó un mensaje muy claro: solo pasarse por el stream ya era un gesto, que él agradecía enormemente.

 

Agotado por las largas sesiones de retransmisión, el organizador de todo esto se iba con su cabellera intacta de manera temporal por no haber conseguido, al menos por ahora, la cifra que tenían inicialmente en la cabeza. No descartes que aunque no lleguen a 100.000, al final les dé el venazo y se rapen.

 

Publicidad