"Fue mi primer nieto, y nos preguntábamos si a este chaval estaba trastornado, porque fíjate, se pasaba rato y rato hablando con su muñeco". Son palabras del abuelo de Ibai Llanos, ese que el vasco menciona a veces en redes como una persona que no comprende bien a qué se dedica su nieto.

Pero es que no es fácil comprender cómo ha llegado tan lejos Ibai, una de esas pocas personas tan relevantes dentro de los esports que no necesita ningún nick. La fama le ha llegado muy joven, porque tener una biografía a los 24 años no es nada normal, aunque lleva cinco años ganándose a pulso la fama de la que ahora goza.

 

En el documental que ha presentado junto a una marca de pizzas se intenta explicar el meteórico ascenso de Llanos, que ha pasado de castear para tres personas partidas de League of Legends a hablar frente a decenas de miles en estadios, codearse con ElRubius y convertirse en el rey Midas de los esports: todo lo que toca se convierte en oro.

 

Aparte de los grandes éxitos acumulados en los cinco años que lleva de carrera, el vídeo profundiza en épocas más tristes, como la ansiedad que vivió cuando tuvo que mudarse a Barcelona por motivos profesionales. Hay que recordar que lo hizo con 20 años, por mucho que los motivos para ese cambio fueran dedicarse a la profesión de sus sueños.

El comentarista de baloncesto Antoni Daimiel, uno de los ídolos de Llanos, tiene palabras muy afectuosas hacia él: "Ibai está en un barco dando vueltas por el mar, y hay un puerto muy importante esperándolo, pero ni él mismo sabe dónde va a atracar". Aunque sobre todo destacan las palabras de los youtubers.

 

“Una de las personas más fieles del mundo”, dice TheGrefg; “Un chico super espontáneo, es capaz de castear cualquier cosa”, añade ElRubius; “Siempre que tiene la oportunidad de utilizar su alcance para algo bueno, lo hace” concluye Carlos ‘Ocelote’ Rodríguez, su nuevo jefe. Y así con otras personalidades que también aparecen como Lolito, WillyRex, la comentarista Sjokz o el campeón del mundo de Tetris, a quien lanzó a la fama gracias a su narración durante la final internacional. Y si lleva todo eso en apenas cinco años de carrera, no podemos imaginar a dónde llegará con diez a sus espaldas.