Ya avisaba ElRubius desde el primer episodio de Karmaland que "esto se va a descontrolar". Es el título del capítulo en cuestión, y una declaración de intenciones de lo que iba a venir en los meses siguientes. No queda claro de dónde viene la idea de fundar una ciudad en Minecraft donde todos los vecinos eran youtubers, pero a día de hoy nadie duda que fue una gran idea.

 

Lo que empezó como una simple fiesta de creadores de contenido ha acabado en una serie de 47 episodios que acumulan en diferentes cuentas cientos de millones de visualizaciones. Y el mayor mérito ha sido hasta ahora el descontrol con el que se inició todo, esa falta de previsión y argumento que ha enganchado a los usuarios. Sin embargo, hacía falta un poco de orden en todo esto.

 

Entre todos los karmalianos llegaron a un acuerdo de que eso de hacer directos a las mismas horas, invadir casas o poner bombas a rivales no estaba del todo bien, que lo mejor era fomentar la convivencia con una figura de autoridad. Y si había algún habitante de Karmaland que se tomara la cosa en serio, ese era Lolito. El finde pasado se hizo, al fin, con el bastón de mando, con la aclamación popular y su descanso mental. Era él quien pedía mano dura y medidas para mejorar la calidad de vida en el vecindario virtual.

 

No todo el mundo está de acuerdo con la decisión de las urnas, aduciendo que faltaban votantes en ejercer su derecho ("el cerdo", medio en broma, medio en serio en referencia a la mascota del juego). Luzu era el mejor posicionado después del streamer de battle royale, y tuvo que acudir a "terapia" con Vegetta777. "No he estado durmiendo muy bien", dice Luzu, para añadir que "hubo personas que me traicionaron poco a poco".

 

Sabemos que dentro de Karmaland todo son papeles de rol, pero el tono serio de Luzu y sus mensajes como "últimamente derrito los sueños de los hombres" consigue una curiosa mezcla entre pena y carcajadas. Vegetta añade calorías al salseo que hay alrededor de Lolito afirmando que "el poder le puede corromper" y que él "nunca le hubiera votado". Habrá que ver en qué queda todo este lío electoral y si el nuevo regidor toma cartas en el asunto.