Boca abajo, de lado, con un pie fuera, con la almohada por encima de la cabeza… existen casi tantas posturas para dormir como personas que se tumban en la cama, y encontrar una que proporcione el descanso absoluto es muy importante. De las cosas más importantes en la vida, ya que según la Organización Mundial de la Salud insiste que dormir no es solo un placer sino una necesidad.

 

La OMS advierte que menos de 6 horas de sueño al día se considera peligroso para la salud y claro, ¿quiénes son los que tienen a día de hoy los horarios de meterse en la cama más trastocados? Los youtubers e influencers, casi sin ninguna duda.

 

Es lo más normal del mundo leer a gente en Twitter quejándose de lo que les cuesta meterse en el sobre y las consecuencias de dormir menos de lo que deberían (o en ocasiones mucho más). Quizá por eso ha triunfado un tuit que retrata 18 formas de adentrarse en el mundo de los sueños, con una postura que destaca por ser como mínimo inquietante.

 

Paula Gonu se subió al carro de las opiniones confesando que no duerme muy allá, porque si no, no se puede explicar que dé tantas vueltas en la cama como dice que hace.

 

Ibai va más allá explicando lo que muchos han pensado al ver el gráfico: ¿de verdad se puede dormir de rodillas abrazando la almohada? ¿Es eso legal? Menos mal que entre sus millones de seguidores hay gente con habilidades suficientes como para arreglar la lista e incluir su famosa imagen de mantita y sofá, postura que sabemos que es su favorita.

 

Según un estudio que recoge la publicación científica Journal of Neuroscience, la mejor manera para nuestro descanso es caer dormido en la posición decúbito izquierdo. O sea, de lao, para que los órganos se acomoden mejor y, lo más importante, haya menos posibilidades de roncar. Sería la postura número tres del dibujo, aunque no nos conseguimos quitar la 13 de la cabeza. Si conoces a alguien que duerme así, haz lo que dice Ibai y llama a un exorcista.