Flooxer Now » LOL

Grafiti influencer

Inmortalizan a Samantha Hudson con un grafitti de LaSexta

La "Miranda Makaroff de los pobres" da un paso más hacia el estatus de diva total con un homenaje literalmente enorme. Además, acaba de presentar su último trabajo: 'Dulce y Bautizada'.

Publicidad

Lo mejor que ha dicho en su vida Samantha Hudson es, según ella misma ha reconocido, "han subido un poco las frutas y las verduras". Un total de apenas dos segundos en los informativos de LaSexta que provocó muchísimas risas entre sus seguidores.

 

Por mucha mascarilla y poco tiempo que le dejes en pantalla, alguien de su carisma no sabe lo que es el anonimato, ni siquiera cuando no la rotulan. Con un look de señora total, conjuntando carrito, abrigo y protección para boca y nariz, Hudson lucía perfectamente reconocible cuando le preguntaron sobre los efectos del temporal sobre los precios, hace algo más de un mes.

Siempre lejos de dejar indiferente, la artista ha inspirado a otras personas a homenajearla con obras curiosísimas. Es el caso de una noticia de precisamente este portal que se convirtió camiseta personalizada a manos de un hábil tuitero.

 

Si eso ya encantó a Samantha, la frase que unos reporteros de informativos le arrancaron sobre las frutas y las verduras se hecho muchísimo más grande. Concretamente del tamaño de un muro, donde ha el estudiante de Bellas Artes Sergio Cuenca ha inmortalizado a su ídola.

Hudson mostraba su agradecimiento por redes (“no tengo palabras”) el mismo día que presenta ‘Dulce y Bautizada’, un curradísimo videoclip donde deja claro, una vez más, que lo de dejar indiferente es cosa de otros.

 

Dulce y Confinada se presenta oficialmente como “Una oda a la castidad y el celibato en clave de sarcasmo en una Samantha que, aburrida del sexo y las apps de ligar, decide abrazar la fe cristiana de nuevo y renunciar por completo a la cópula y el pecado carnal”.

El comunicado oficial que acompaña al lanzemiento explica que está “Salpicada por las influencias del Pc Music, el pop de los 2000 y el Electroclash más clásico e insolente de nuestro territorio nacional, Dulce y Bautizada nos traslada con acidez y tono crítico una reflexión envuelta en música a cerca de la hipersexualización y la libido desenfrenada que azota nuestra sociedad por culpa de las dinámicas de consumo”.

Publicidad