La has escuchado en cientos de bandas sonoras de películas y no te has dado ni cuenta. Tranquilo, es normal si no tienes un oído musical como el de Jaime Altozano. Estamos hablando del 'Dies Irae', un himno que se utilizaba para las misas de difuntos (conocidas como Misas de Requiem) de la Iglesia Católica.

Según explica Altozano, se tiene constancia de este texto y melodía desde al menos el siglo XII y que representa el 'día de la ira', es decir, el día el juicio final, con unas notas que se han ido empleando a lo largo de la historia evolucionando y reinventándose en función de los autores y compositores que la utilizaran.

El joven músico y youtuber cuenta que hay registrados al menos unos 2.000 textos con la misma letra pero diferente música. Jaime ha imaginado cómo sería esta "melodía de la muerte" si tuviera que cantarse en una misa actual y no ha podido resistirse a reinventar el famoso meme de los porteadores de ataúdes africanos. Para ello se ha vestido como un monje del medievo tocando un laúd.

Altozano se pone "pedante" y explica en que consiste la definición de meme: "un elemento de una cultura o sistema de comportamiento que se pasa de un individuo a otro por imitación u otros medios no genéticos". De esta manera, justifica que este canto gregoriano se trata de un meme que se ha ido transmitiendo a lo largo de los siglos.

 

Como decíamos al principio, estas notas han sonado en numerosas películas, que lo han utilizado para "representar la muerte de un personaje o una tragedia". Altozano pone como ejemplo 'El día de la marmota' o 'Qué bello es vivir' cuando sus personajes se quieren suicidar; cuando Scar ordena en 'El Rey León' la muerte de Mufasa; el momento en el que Luke se entera que sus tíos han muerto y que incluso el musical 'Sweeny Todd' basa toda su banda sonora en este motivo.

El ejemplo más moderno donde podemos escuchar el famoso 'Dies Irae' es la canción de 'Into the Unknown' de Frozen 2. Jaime Altozano reconoce en su vídeo la genialidad de Bobby Lopez y Kristen Anderson-Lopez (responsables de temas como 'Let it Go' o 'Remember Me' de Coco) a la hora de reinventar este sonido y descontextualizarlo del tinte fúnebre de su origen: "Sólo Disney podría conseguir que una melodía de una misa medieval asociada al día del juicio final, en la que el mundo se convertirá en ceniza, acabe en una de las canciones más famosas del mundo acompañando a Elsa en un viaje de setas rodeada de unicornios de purpurina".

Altozano no quiere quedarse atrás y por ello se pone como reto llevar hasta el extremo esta melodía y convertirla en una canción de reguetón a la que ha acuñado como 'el reguetón de la muerte': "Vamos a matar al 'Dies Irae', dice antes de vestirse de reguetonero/trapero e interpretar una versión (con una letra erudita) que perfectamente se podría escuchar en cualquier tema de J. Balvín, Rosalía o Daddy Yankee.