Si has estudiado química en el instituto, sabes que no hay un líquido más puro y sencillo que el agua. Se trata de una sustancia compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, pero esa simplicidad se le puede escapar a alguien que no prestó mucha atención en clase.

Marina Yers parece ser una de esas personas, porque ayer dejó una impactante reflexión en sus Stories que ha impresionado a seguidores, haters y cualquier usuario con sentido común. Nada que ver con las creencias de Miranda Makaroff, que tiene una teoría propia sobre cómo combatir las enfermedades, sino más bien con cuestionar la lógica.

La influencer asegura lo siguiente: "Si te das cuenta en las botellas de agua nunca pone que es un suero hidratante o que es algo que se utiliza para la hidratación. De hecho, el agua deshidrata más de lo que hidrata. Buscad esta información en Google y vais a saber más cosas".

 

Quizá a Yers le han hackeado el teléfono, porque la primera respuesta que ofrece el buscador dice que “el cuerpo humano depende del agua para sobrevivir, por lo que es necesario hidratarse a menudo con esa sustancia”, y lo firma alguien que dice ser médico de famila.

 

No hace falta tener un título de medicina para como mínimo levantar las cejas cuando alguien te dice que el agua no hidrata. Y más en un planeta cubierto en un 71% de esa sustancia, raro sería que Yers no haya visto el mar. Por eso las redes no han tenido piedad y lleva muchas horas como tendencia. Que hay muchísima gente aburrida, no lo olvidemos.

 

Marina ha salido al paso por el mismo método con el que se ha hecho viral, asegurando que no es para tanto y que ella lo que quiere hacer es “entretener y ya está”. Ser tema de conversación por este asunto le parece injustificado: "Estamos en un momento en el que hay que fijarse en las cosas importantes y no en las chorradas que dice una niña de 20 años", asegura ella misma.

 

Pero no es la primera vez que la polémica le ‘salpica’: hace solo cuatro días publicaba en TikTok un vídeo donde bailaba con un bikini hecho de mascarillas. De nuevo, salió a dar unas explicaciones que no acabaron de convencer a sus haters.