Flooxer Now » Actualidad

Acoso y racismo

De la cima al barro: David Dobrik se asoma al abismo de YouTube

Uno de los creadores de contenido más importantes de Estados Unidos está perdiendo millones de visitas y muchos patrocinadores por unas desafortunadas palabras.

David Dobrik

David Dobrik / Facebook David Dobrik

Publicidad

David Dobrik, algo así como un Auronplay norteamericano con bromas bastante curradas en su canal principal, está en serios apuros. Anda perdiendo cientos de miles de seguidores, ha perdido casi todos sus sponsors y podría estar frente al final de su carrera.

En las últimas semanas ha tenido que hacer frente a acusaciones de bullying y una actitud inapropiada en varios contenidos en los que participó directamente.

“He tenido momentos de mirar atrás a vídeos que había hecho en los que me he dado cuenta de que no me representan tal y como soy ahora mismo”, publicó en un vídeo hace unos días. ”Son hirientes para otras personas”.

 

Se refiere a alegaciones de acoso, justificaciones de conductas sexuales reprobables e incluso comentarios que muchos consideran racistas, algo que le está pasando una factura muy importante.

YouTube anunció que desmonetizaría los vídeos del creador dada la polémica que ha causado, lo que significa que no podrá contar con la plataforma de Google para recibir ingresos por el rendimiento de sus clips.

El contenido borrado de su canal (que ha quitado él mismo) equivale a 2.300 millones de visualizaciones de los vídeos, así como casi medio millón de suscriptores que han dejado de seguirle.

 

Todas las disculpas que ha ido subiendo no han sido suficientes para calmar los ánimos de sus críticos, que se han empeñado en cancelarle en sus plataformas que, evidentemente, eran su mayor fuente de ingresos.

La página de mediciones online SocialBlade cifra las pérdidas económicas de Dobrik entre el medio millón de euros y una cantidad hasta casi 10 veces superior, lo que hace una idea de cómo de importante es mantener la reputación en un sector donde tu imagen lo es todo.

Publicidad