Flooxer Now » Actualidad

DESORDEN ALIMENTICIO

James McVey (The Vamps) se sincera sobre su lucha contra la anorexia

El cantante ha hablado sobre cómo ha afrontado sus problemas alimenticios a lo largo de estos años y cómo le ha influido formar parte de una boy band.

La banda británica The Vamps

Getty Images La banda británica The Vamps

Publicidad

James McVey, guitarrista de The Vamps, ha hablado claro sobre su lucha contra la anorexia. El joven británico de 27 años ha participado en el podcast de la BBC presentado por Diane Buswell, donde se ha sincerado sobre cómo ha afrontado a lo largo de todos estos años sus problemas con los desórdenes alimentarios.

McVey ha contado que lleva desde que iba al colegio intentando hacer frente a su enfermedad, que comenzó como una obsesión por "perder la máxima grasa". Su incorporación a la boy band The Vamps no ayudó a lidiar con este problema. El guitarrista lleva desde el año 2012 en el grupo, que ha tenido éxitos como 'Can We Dance' y ha publicado su último disco, 'Cherry Blossom' el pasado mes de octubre de 2020.

A pesar de que no se arrepiente de haber entrado en la banda, la situación frenética y la fama hicieron que la preocupación por su físico se intensificara: "No pude dejar de lado aquella obsesión sobre lo que me metía en el cuerpo y sobre el ejercicio que hacía. Y creo que eso se hizo una bola de nieve y no me permitió ser capaz de tener el control sobre muchos elementos de mi vida así que fui más allá en ese agujero negro de matarme de hambre y de someter a mi cuerpo en una gran variedad de formas", ha contado en el podcast.

James McVey ha querido dejar claro que sus problemas alimenticios no surgieron a raíz de su entrada en el grupo y reconoce que le hubiera gustado abrirse con sus compañeros mucho antes porque considera que le podrían haber ayudado a hacerle frente: "Creo que la propia naturaleza de estar de gira con el grupo, en muchas formas, podría haberme ayudado porque estaba rodeado de un gran grupo de chicos con quienes me podría haber abierto". Quien sí que le ha ayudado en su lucha contra la enfermedad ha sido su chica, Kristie.

Publicidad