Flooxer Now » Actualidad

"LO HICE POR MIS FOLLOWERS"

Filtran la detención de la controvertida Lovely Peaches por maltrato animal

La influencer, con evidentes problemas mentales, se justificó frente a los policías que visitaron su domicilio por las amenazas que había soltado sobre comerse a su mascota.

Lovely Peaches, en una imagen de su Instagram

@iamlovelypeachesmusic10000 / Instagram Lovely Peaches, en una imagen de su Instagram

En un libro publicado en 2016, el escritor Umberto Eco (autor de 'El Nombre de la Rosa', entre otros bestsellers) hablaba de lado sobre el mundo influencer. "Antes todo el mundo quería ser famoso como el arquero más hábil o la mejor bailarina, pero nadie quería que hablaran de él por ser el cornudo del barrio, el impotente declarado o la furcia más irrespetuosa".

Palabras duras para describir una realidad que estamos viviendo en casos como el de Brittany Johnson, AKA Lovely Peaches, que se ha hecho incomprensiblemente famosa por acosar a Charli D'Amelio, maltratar -supuestamente- a su hija pequeña y amenazar con comerse a su perro. De locos.

Esta última hazaña la cometió a finales del mes pasado, pero no ha sido hasta esta semana en la que hemos visto el vídeo de la actuación de la policía ante el suceso. Dio una explicación descabellada a los agentes sobre sus intenciones acerca de su pequeño perro que se ha vuelto viral.

"Lo hice para conseguir followers, podéis ver que está perfectamente", dice a modo de justificación señalando al animal, que en esos momentos estaba tan tranquilo. "Sabía que diciendo eso iba a tener la atención de internet", añade frente a unos pasmados policías.

 

"¿Ves que todo esto ha hecho que vengamos nosotros?", pregunta uno de los agentes, y añade que "La de la policía no es el tipo de atención que quieres en tu vida". La patrulla se dirigió al motel donde estaba Peaches después de que anunciara que lo había lanzado por la ventana, algo que frente a los oficiales declaró como "una broma".

Preguntada por el porqué de su comportamiento, Johnson argumenta se mueve motivada por "conseguir una vida mejor para su hija [de la que no tiene la custodia] y para su padre". El policía responde que "no hay nada de malo en eso, pero algunas de las cosas que hace en redes no son normales".

La aspirante a influencer también ha probado suerte en YouTube (donde le han borrado la mayoría de sus vídeos por tener un contenido "aberrante") y en el negocio musical, con unos 24.000 oyentes mensuales en Spotify. Suficiente, según ella, para recaudar 1000 dólares a la semana.

 

Umberto Eco, en el mismo libro que citamos al principio, dice que en el mundo del famoseo "se estará dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de que le «vean» y «hablen de él», No habrá diferencia entre la fama del gran inmunólogo y la de jovencitos que cometen locuras". Mejor que Peaches busque ayuda para enderezar su vida, porque parece evidente que, como le dijo el policía, lo que hace está lejos de la cordura.