Lo healthy está de moda y no solo en Instagram. Cada vez más personas se apuntan a llevar una vida saludable, hacer deporte y no caer en los excesos. No solo por posturear de ello en las redes sociales sino también porque con esta forma de vivir y comer nos sentimos mucho mejor, más ligeros, más sanos, menos pesados.

¿Estás pensando en apuntarte a esta healthy life? Te diremos que no hace falta mucho para hacerlo pero sí debes evitar ciertos hábitos. Estos son algunos de ellos:

- No desayunar. Cuando queremos llevar una vida sana enseguida tendemos a recortar comidas y esto es un gran error. No debes recortarlas sino hacerlas como se debe. Así que saltarte el desayuno es un mal hábito que no debes seguir. Prepárate alguna cosa rica que contenga cereales, fruta o pan integral. Además de ser bueno te dará energía para todo el día.

- La bollería como forma rápida de desayuno. No tengo tiempo, me pillo algo de camino (un croissant, una napolitana...) ¡Mal! No te decimos que de vez en cuando no te des un capricho pero cuidado con convertirlo en un hábito. Este tipo de bollería contiene muchísimas calorías "malas".

- Merendar en exceso. Cuando la gula nos invade solo podemos pensar en comida y eso muchas veces sucede a la hora de merendar. Por eso debes vigilar muy bien esa merienda, no debes tomarla como una comida más y tampoco como un break en el que puedes ponerte ciego a patatas, golosinas, chocolate o bollería.

- Después de una cena o comida pesada, te tumbas a dormir. No puedes moverte y lo único que te apetece es echarte en posición horizontal. ¡Maaaaal! Nos levantaremos mucho más pesados y sin haber hecho bien la digestión. Lo primero para eliminar este hábito es reducir el consumo de comida para que no te sientas pesado sino saciado y lo segundo, dar un tiempo a nuestro estómago para hacer la digestión antes de tumbarnos.

- Adiós patatas, mantequilla y salsas. Cuando nos apetecen unas patatas de bolsa, lo único que nos estamos metiendo al cuerpo son calorías y fritos. Así que si te vas a tomar un aperitivo y quieres ser sano puedes tirar mejor de unas aceitunas o pepinillos. Lo mismo pasa con las salsas o la mantequilla. Ojo, que esto no significa que no las puedas tomar de vez en cuando, solo que cuidado con el hábito de tomarlas siempre.

- Huye de la comida rápida. Puede sonarte como un planazo (y además barato) eso de cenar con tus amigos en tu hamburguesería preferida pero por mucho que intentamos buscarle el lado saludable ¡no se lo encontramos! Si tu idea es comer mejor... ¡Dile adiós a este hábito! (o busca otra alternativa)

- Controla el alcohol que tomas (si tomas). ¿Te sorprende si te decimos que el alcohol es una de las cosas que más engorda y (claro está) que menos sana es? Aunque cada vez está más de moda ser abstemio, lo cierto es que no te diremos que lo seas. Solo que, si quieres ser sano, hagas la cuenta de lo que puedes beber en un mes e intentes reducirlo a la mitad.

Si logras eliminar estos hábitos y empezar a hacer deporte de forma habitual, ya puedes presumir de ser una persona sana ¡y hasta volverte influencer en el tema! ;-)