Flooxer Now » Muy Fan

Ex de Paula Gonu

Alex Chiner: ¿de influencer a youtuber?

El catalán deja muy atrás su relación con Paula Gonu y reivindica desde Instagram su buen hacer como creador de contenido. ¿Se estará preparando para dar el salto a otra plataforma?

Alex Chiner en su vídeo de cómo ponerse la mascarilla

Alex Chiner / Instagram Alex Chiner en su vídeo de cómo ponerse la mascarilla

Publicidad

Eran una de las parejas de influencers más queridas de España, pero hay veces que el amor llega a su fin y lo mejor es que cada uno siga su camino. Hablamos de Alex Chiner y Paula Gonu, exnovios que, suponemos, andan cerca del aniversario de su ruptura, y decimos suponemos porque en realidad no está claro cuándo dejaron de salir juntos.

El caso es que ella por un lado y Chiner por otro están envueltos en proyectos personales. Alex tiene un público fiel y bastante numeroso en redes sociales, donde es muy activo. En Twitter no se corta un pelo a la hora de opinar sobre cualquier tema, y en Instagram sigue colaborando con marcas de la talla de Kawasaki, recordando muy a menudo su afición por las motos to wapas.

Algo más parece estar cambiando en las rutinas del catalán. Sin relación sentimental reconocida, últimamente se está dejando ver y oír más de lo que nos tenía acostumbrados (antes lo hacía casi exclusivamente en Stories), tocando temas típicos de los "youtubers de la cotidianidad". Por ejemplo, cuando hace cosas como la del vídeo "Gente que se cree que no sabes".

Para alguien que si bien no se escondía pero que tampoco tenía un protagonismo especial en los vídeos de su ex, parece peculiar que dé el paso a ponerse delante de las cámaras. O quizá no tanto, porque entre sus amigos íntimos hay gente como WillyRex. Y todo se pega, dicen.

El ritmo de publicaciones es ahora mismo bastante reducido, ya que apenas lleva un puñado de recopilatorios en su perfil de Instagram. Pero lo que comenzó como una prueba dentro de las Stories, se está convirtiendo en una costumbre que podría animarle a dar el salto a otra plataforma.

Desparpajo no le falta, y todavía se nos hace un poco raro verle tan cómodo debajo de las luces, cuando nos había dado la impresión de ser mucho más discreto e introvertido. Con más de 300.000 seguidores en IG, no se puede decir que si da el salto a YouTube vaya a empezar de cero. Quizá sea el momento de probar un formato en el que lleva tiempo como espectador y nunca había sido protagonista... hasta ahora.

Publicidad