Que Billie Eilish es fan de Justin Bieber no es un secreto que sorprenda a nadie. La cantante de 'Bad Guy' se ha identificado en numerosas ocasiones como una fiel seguidora del canadiense.

Además, Billie no ha tenido ningún problema en mostrar a sus seguidores su pasado como Belieber. Después de conseguir conocer a su ídolo de adolescente y fundirse en un cálido abrazo en Coachella bajo la atenta mirada de otros fans y de James Corden; Billie logró que el mismísimo Bieber colaborara con ella en una nueva versión de 'Bad Guy'.

 

Gracias a este featuring entre ambos artistas, Billie se encargó de que sus seguidores supieran lo importante que era para ella este dueto y compartió una foto casera que hasta entonces había sido un documento inédito: una imagen en la que se puede apreciar a una pequeña Billie en una habitación empapelada con pósters de Justin Bieber.

Billie no sólo ha logrado colaborar con su ídolo sino que este la considera como una buena amiga y ha hablado de la relación que tienen en uno de los capítulos de su documental 'Justin Bieber: Seasons'. Aquí el cantante reconoció que siente un instinto protector hacia Billie (como le pasa a Sia con Maddie Ziegler) y que no quiere que crezca expuesta a la fama y que sufra como le pasó a él.

Sin embargo, los padres de Billie Eilish han expresado que la admiración de Billie por Bieber era preocupante. Lo han hecho en un nuevo episodio de su podcast para Apple Music, 'Me & Dad'. La madre de Billie ha reconocido que se planteó llevar a su hija a terapia debido a su excesivo fanatismo.

 

Resulta que Billie se ponía muy nerviosa ante los estrenos de nueva música o videoclips del cantante y lloraba constantemente desconsolada. En concreto, Maggie, la madre de la artista de 18 años, recuerda cómo fue el estreno de 'As long you as you love me': "Recuerdo muy bien este vídeo y a ella emocionada porque salía Justin. ¡Solo lloraba y lloraba!"