Flooxer Now » Muy Fan

Cringe total

¿Quién es Maxi Miller? Descubre los tiktoks más terroríficos

No le verás nunca con una cara normal porque, básicamente, no tiene una cara normal. Y de sus ya afilados rasgos es capaz de sacar caretos y coreografías que dan pánico en TikTok.

Maxi Miller, top cringe en TikTok.

Maxi Miller / Twitter Maxi Miller, top cringe en TikTok.

Publicidad

"¡Hola niñoooos! Soy de Argentina, mi cumple es el 29 de octubre y mi color favorito es el azul". Si lo lees, parece una presentación estándar de esas de los foros inocentes, pero si ves el TikTok de Maxi Miller se te para el corazón con esas mismas palabras. Imagínate lo que puede hacer si le da por ponerse cringe...

 

Miller es un caso único (hasta donde sabemos) dentro de la plataforma bailonga, y pese a que supuestamente los algoritmos de TikTok tienden a ocultar a los feosde los timeline, él está que lo tira.

 

Va camino del millón de seguidores, haciéndole caso omiso a unos cuantos haters y dedicándose por todas su redes a saludar a sus fans. Cómo no, con su inconfundible "Hola niños".

A Maxi le dan igual las críticas y hace de su inquietante rostro un arma para arrasar en visualizaciones. Raro es el vídeo suyo que tiene menos de 100.000 visitas, y todo con un estilo tan personal que no sabemos si es parodia de otros, denuncia social o simplemente cachondeo. Quizá una mezcla de todo.

Sus espasmos son tan terroríficos que no nos extrañaría que se hubiera llevado un toque de atención por parte de TikTok, así como por los sustos que le da a su pobre hermanito pequeño. En realidad no se salta ninguna norma, pero no deja de impresionar su capacidad para el cringe

Nos preguntamos qué dirían los protagonistas de algunos de los vídeos que coge como referencia para poner muecas imposibles en una cara normal. Eso de "sonríe" cobra una nueva dimensión cuando Maxi se gusta de verdad, y seguro que los otros creadores no le tenían en mente cuando pedían ese gesto.

Es curioso comprobar cómo hace un par de años su Instagram era el típico de un chaval cualquiera, con sus selfis de camisas nuevas y postureando normal, hasta con un rollo guapete. Ahora que hemos visto el otro lado, va a ser difícil que se nos quite esa imagen de la cabeza.

Publicidad