Flooxer Now » LOL

ANTI-POSTUREO

La cuenta de Instagram que se burla del mundo influencer

Este perfil de Instagram se encarga de parodiar el mundo superficial, frívolo, de color de rosa que se ha creado dentro de la red social y entorno a las influenceres.

La cuenta que parodia Instagram

Masha Raymers en Pexels La cuenta que parodia Instagram

Publicidad

El mundo influencer tiene tantos amantes como detractores y dentro de las cientos de cuentas que reflejan mundos irreales y vidas perfectas, también hay cabida para el activismo anti-postureo. @hazmeunafotoasi es la cuenta de Instagram que se ríe de las poses (a veces forzadas o ridículas) de las influencers y de ese mundo superficial, frívolo, de color de rosa y con un filtro (o más de uno) de photoshop que intentan vendernos.

Detrás de esta cuenta se encuentra una misteriosa valenciana de 31 años, que después de que la mandaran al ERTE decidió comenzar a subir fotos por diversión durante la cuarentena: “caí en un ERTE y empecé a tener mucho tiempo libre, sin más pretensión que la de hacer reír”, cuenta en los stories descatados de preguntas frecuentes.

De esta manera, tienen cabida en esta cuenta influencers de todo tipo (y con diferente número de seguidores). No se libra nadie. En su feed podemos encontrar a María Pombo, Paula Ordovás, Madame de rosa, Marta Lozano o Juana Sánchez de Zapatos Buscan Bolso.

¿Sólo publica fotos de mujeres? No, también las hay de hombres. Así se defiende la dueña de la cuenta en stories ante las acusaciones de machismo: "Es por una simple cuestión de oferta: por cada influencer masculino, hay tres millones de influencers femeninas. No creo que nadie vea aquí una cuenta de mujeres riéndose de mujeres, sino de gente normal riéndose de la pantomima que es Instagram. Soy mujer, soy feminista, y sobre todo, creo que no reiríamos igual de Marta Carriedo si fuera un hombre, un perro o un cactus".

Lo más importante a la hora de entrar en el perfil de @hazmeunafotoasi es saber que el sentido del humor y la ironía son fundamentales. Andrea Duro o Máximo Huerta se han declarado fans de la cuenta. Otros se lo toman más a pecho, como Marta Pombo, que ha bloqueado la cuenta después de que subiera publicaciones sobre ella.

Reconoce que la insultan por privado por las cosas que publica. Aunque nunca lo sacará a la luz porque “son conversaciones privadas. Están en su derecho de que no les haga gracia verse aquí. Publicar eso sí que me parece mostrar su peor versión, y no estamos aquí para alimentar el odio sino las risas".

"Por favor, no insultéis en los comentarios. Igual que yo siempre defiendo que mis memes no aluden a la condición, raza, físico o sexo y trato de que no sean ofensivos, me gustaría que en los comentarios de las fotos reinara el mismo humor desde el respeto", pide la artífice de @hazmeunafotoasi a sus seguidores a través de stories.

Una de las preguntas más frecuentes que le hacen y que ha contestado a través de las historias es qué le parece lo más terrible que hacen las influencers: "Mostrar un estilo de vida inalcanzable para la mayoría (aunque esto lo puedo entender porque lo generan las marcas), lo que menos me gusta es que algunas abusen del PS para mostrarse perfectas todo el tiempo. Muchacha, si tú que eres divina te sientes tan insegura con ese michelín como para borrarlo, tus seguidoras se van a sentir igual de inseguras al verte perfecta".

Publicidad