Flooxer Now » LOL

Fiesta legal

Perreoland: los mejores momentos de Ibai en Twitch

Con Spursito y Papigavi de invitados estrella, el vasco estrena con mucho éxito la discoteca de su casa, derrotando en audiencias a ElRubius.

Ibai Llanos cantando a Ozuna

Ibai / YouTube Ibai Llanos cantando a Ozuna

Publicidad

El coronavirus nos ha quitado tantísimas cosas que deprime solo pensar en la larguísima lista de personas que han desaparecido y la interminable acumulación hábitos que han cambiado para siempre.

Con eso de socializar lo mínimo posible, pubs y discotecas han pasado de templos para reírse a lugares cerrados a cal y canto, un drama para sus dueños y un anhelo lejano para los parroquianos del cachondeo. Pero Ibai tenía una tirita para esa herida.

 

El influencer revelación de 2020 tiene por ahora un chorro de energía tan contagioso que convenció a más de 100.000 personas para que se conectaran a Perreoland, un remedio casero para las ganas que tiene la gente de salir.

Con la discoteca que tiene integrada su espectacular residencia, los habitantes de la mansión pensaron que un par de invitados de la talla de Spursito y Papigavi darían el toque festivo que se necesita para una noche de perreo, y sobre todo este último se entregó a tope.

 

El youtuber especializado en FIFA y reguetón (menuda mezcla) animó una retransmisión sumamente atípica, que congregó el doble de espectadores que la retransmisión de Rubius. El recién mudado a Andorra estaba streameando temas de ajedrez, un tema que no es rival para un Papigavi desatado.

 

Twitch no está en cuarentena pero sí tiene muchísimas restricciones sobre contenido, especialmente por temas sonoros. El no poder utilizar música comercial a menos que tengas permiso del autor no es problema para Ibai, que tiene línea directa con gente como Morad para que le confirme en un whatsapp que puede perrear con sus canciones. De hecho, hasta le ofende que dude…

 

Mucho nos tememos que todavía queda un rato largo hasta que podamos volver a volar libres en una pista de baile, pero por lo menos nos queda la certeza de que las ganas de hacerlo están intactas. La que se va a liar cuando podamos hacerlo no cabe ni en Twitch.

 

Publicidad