Cuando una marca de supermercados está tan metida en la cultura de un país que consigue hacer popular la frase "voy al Lidl" en vez de "voy a la compra", es que debe tener algo especial. Si dices que vas al Lidl cualquiera entiende que además de pillar lo que dice la lista semanal, vas a echar un vistazo a alguno de los productos que también están disponible bajo la misma marca.

Uno de ellos se ha vuelto tan popular estos días, que ha aguantado en las estanterías de algunos establecimientos menos de 10 segundos, según confirman empleados de la compañía. Hablamos de unas zapatillas de deporte que no tienen nada de especial más allá de un diseño que coge los colores de Lidl: amarillo, azul y rojo. Quizá un poco llamativas, si me preguntas...

 

La locura de todo esto viene con el hecho de que se pusieron a la venta por 13 euros y en algunas pujas internacionales ha alcanzado los 1255 euros. Un tuitero francés, usuario también de eBay, era el que daba la noticia del disparate de las zapatillas. Con ese dinero se podrían 96 pares al precio original, y todavía te sobraría para llevarte el pan.

Las páginas de subastas francesas, alemanas, danesas o suecas están llenas de ofertas de zapatillas -que se vendían por 12,99€, no lo olvides- a un precio medio de 300 euros. O sea, unas 23 veces su valor de etiqueta. Hasta Ibai se ha quedado loco con su diseño y afirma que son mejores que las que pueda hacer la firma Gucci.

 

Lidl lleva desde 1994 en España y fama no le falta, pero es mucho más popular en países del norte de Europa, donde lleva establecido dos décadas más. Las imágenes que llegan desde Finlandia a través de redes sociales hacen que, por lo menos el que esto escribe, se cuestione qué es chic, qué es hortera y qué es lo último a la moda. Lo que es seguro es que se trata de una genialidad probablemente inesperada por la marca.

 

No hemos podido averiguar si las zapas de marca Livergy (así se llaman los productos textiles de Lidl) estarán disponibles próximamente en España, pero con el retorno de inversión que parece tener el producto no te extrañe que Bill Gates o Amancio Ortega metan pasta en un negocio más rentable que los bitcoins. Yo por si acaso me voy a hacer cola...