Flooxer Now » Para ti

TIPOS DE MEMORIA

¿Por qué se quedan algunas palabras en la punta de la lengua?

Quieres decir algo, pero la palabra no te sale, se queda en "la punta de la lengua". Cuando nos pasa esto son lapsus cognitivos y tiene que ver con los tipos de memorias que tiene el ser humano. Te lo explicamos.

Publicidad

Normalmente, la situación es la siguiente: estamos hablando con alguien, disfrutando de la conversación y del intercambio de ideas, cuando, de repente, queremos hacer hincapié en algún tema en concreto y necesitamos esa palabra o ese nombre para continuar. Comienzas a darle vueltas y vueltas, pero la palabra se resiste a salir a la superficie de la conciencia y termina frustrándonos. ¿A quién no le ha pasado alguna vez?

En el vídeo, que puedes ver arriba, te explicamos por qué sucede esto y su implicación con los diferentes tipos de memoria que tenemos a disposición para ordenar recuerdos e ideas.

Memoria semántica

En este tipo de memoria, nuestro cerebro almacena conocimientos de índole diversa. En este ‘baúl' encontramos información relativa a datos, nombres y referencias – por lo que más que un baúl, convendría acuñarlo como un ‘océano' de conocimiento.

Este tipo de memoria es tan inmensa e interseccional que muchas veces es realmente complejo rebuscar entre tanta información. Por ello, es normal que en determinadas situaciones no podamos encontrar el término que estamos buscando.

Memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo es aquella que necesitamos durante un periodo breve de tiempo. Además, normalmente suele ser información que tiene muy poca interconexión con otros esquemas cognitivos de nuestro cerebro.

Por ejemplo, memorizar un número aleatorio es una tarea sencilla. No obstante, intentar recordar al día siguiente qué número aleatorio es el que habías memorizado no lo es tanto. El cerebro ‘borra’ esta información sin sentido.

Sin embargo, este tipo de memoria es muy útil para sobrevivir al día a día, ya que es responsable de muchos actos mecánicos. De hecho, la pérdida de este tipo de memoria es uno de los primeros síntomas del Alzheimer.

Memoria a largo plazo

La memoria a largo plazo, al contrario que la memoria a corto plazo, la conforman todos los recuerdos y aprendizajes adquiridos a lo largo de la vida. Este tipo de memoria puede durar almacenada en nuestro cerebro años y años.

Memoria procedimental

Por último, la memoria procedimental hace referencia a aquellas cosas que una vez aprendes, nunca vuelves a olvidar. Está relacionada mucho más con acciones que con recuerdos específicos. En esta categoría entraría aprender a montar en bici, saber conducir un coche o una moto, haber aprendido a leer o saber escribir.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Qué tipo de memoria tienes y cómo puedes aplicarla a los estudios?

Publicidad