¿Qué puede considerarse como infidelidad y qué no? Hoy en día hay muchos tipos de relaciones: de monogamia, poliamor, sin ataduras a.k.a amigovios… y como, además de eso, cada persona es un mundo, responder a esta pregunta es tan difícil como intentar averiguar qué fue antes: ¿el huevo o la gallina?

Todo es relativo y considerar algo o no como infidelidad depende de los límites que se hayan establecido entre la pareja.

Para intentar salir un poco de la rayada hemos lanzado la pregunta por nuestras redes sociales y estas han sido algunas de las respuestas:

Para algunos darse un “simple” beso puede ser una ofensa y una traición a la confianza, mientras que para otros es un acto sin importancia.

Tanto Ricardo G. como José N. piensan que besar a otra persona sí que puede considerarse una infidelidad pero siempre teniendo en cuenta la intención con la que se haya dado ese beso.

Ricardo G: “en mi opinión no sería lo mismo dar un pico a un amigo o amiga si hay intención, un deseo o si significa algo para mi pareja. Pero, al final, es más cosa de confianza. Si te dice que no significa nada y tú confías en la otra persona… pues entonces no serían cuernos. Lo que hay que ser es siempre sinceros con uno mismo y con la otra persona”.

José N: “Considero que sí pero siempre hablando en modo “intención”. Si estás con una persona, aunque te pique y te mole… hay que respetar. Si te mola tanto y quieres besarlo o dejas a la persona con la que estás o lo haces y lo admites”.

En cambio, para Paula B. un beso es una infidelidad rotunda “si tienes una relación monógama y no has contemplado antes esa situación con tu pareja”.

Carmen A. es de las que opina que los “piquitos” son insignificantes pero que si la cosa cambia de intensidad ya es diferente: “no me parece tan importante pero depende de la situación, claro”.

Para Teresa R. hay cosas más importantes que los besos y el sexo: “A veces la gente dice: besar no es tan importante, si se lo tira o se la tira ya es otra cosa, y yo no lo veo así. No es el acto en sí sino traicionar la confianza de otra persona”.

María A. opina que para ella hay infidelidad cuando hay sentimiento: “Un beso puede significar mucho o nada, depende de lo que uno sienta”.

Y tú, ¿coincides con algunos de estos testimonios?