Qué malitos estamos al día siguiente de una gran fiesta. Nos duelen los pies, no podemos con nuestro cuerpo y la cabeza nos pesa el doble. Además, claro, de ese dolor punzante que vemos imposible eliminar. La resaca es una de las peores compañeras postfiesta que podemos tener.

Nos repetimos una y otra vez por qué bebimos tanto y si merece la pena pasar por ese “sufrimiento” el día después de una noche memorable. Sin embargo, existen varios remedios que nos pueden permitir quitárnosla del medio en un corto período de tiempo. Teniendo en cuenta cuatro sencillos pasos ¡lograrás hacerlo!:

1. Bebe mucho líquido. Es lo que siempre hemos oído pero es la realidad: necesitas hidratarte. Pero puedes hacerlo de muchas maneras diferentes y no solo con agua. Las sopas suelen ser un gran remedio para la resaca, al igual que los tés (que además, te ayudarán a calmar el estómago).

2. Duerme la mona. Dormir bastantes horas es un paso fundamental en este proceso. No descansaremos igual que si estuviésemos bien pero sí es necesario esas horas de más para recuperarse

3. Haz deporte. Al contrario de lo que nos pide el cuerpo (quedarnos tirados en el sofá mirando a la nada) el deporte es buenísimo para eliminar la resaca. Sudaremos, quemaremos calorías de más que nos metimos la noche anterior y nos sentiremos mucho mejor después.

4. Pégate una buena ducha. La ducha es un must en este proceso de recuperación. Es increíble cómo puede tener tanto poder meterse debajo del grifo pero es así. Mímate y dedícate un tiempo a cuidarte y relajarte en el agua.

Así mismo existen ciertas cosas que no debemos hacer cuando tenemos resaca pero que nuestra tendencia es hacer. Es importante no abusar de la comida basura o aquella que cuente con muchísimas calorías (una de las cosa que siempre hacemos es pedir comida o abusar de la comida rápida) y tirar más a verduras, cosas cocidas o caldos y líquidos. También debemos ser conscientes de que no es bueno consumir cafeína, ni bebidas con burbujas o gas y, para acabar, te dejamos el mejor truco anti-resaca que pueda existir:

Si no quieres llegar a ese punto al día siguiente de una fiesta bebe un vaso de agua entre copa y copa. Al día siguiente ¡apenas tendrás resaca! Es una forma de ponerle remedio antes de que suceda.