Flooxer Now » Tips

SEXO

El motivo por el que deberías dejar de guardar los condones en la cartera

Ni en la cartera ni en el cuarto de baño, entonces ¿dónde puedo guardar de forma segura los preservativos?

No deberías guardar los condones en la cartera

Cottonbro en Pexels No deberías guardar los condones en la cartera

Publicidad

Para que un preservativo funcione correctamente no vale con cogerle el truco para colocarlo bien, sino que también debes asegurarte de conservarlo en buenas condiciones.

¿El motivo? Pues porque si los conservas bien reduces el riesgo de que se dañen o pinchen y terminen rompiéndose. Porque si se rompe en mitad de la relación sexual no sólo te enfrentas a un embarazo no deseado si no a la posibilidad de transmisión de enfermedades e infecciones de transmisión sexual.

Para mantenerlos de forma correcta y evitar todos estos problemas es tan fácil como buscarles un lugar fresco, seco y con poca luz. Vamos, básicamente lo que tienes que hacer es “esconderlos”. No porque no quieras que nadie los encuentre sino porque estas son las condiciones óptimas para que los preservativos no se estropeen.

Un cajón en el armario, la mesita de noche o una caja en la estantería (siempre y cuando no reciba mucha luz) son algunas de las opciones.

El uso de lubricante reduce el riesgo de rotura de los preservativos | Benedikt Geyer on Unsplash

Olvídate de meterlos en el bolso como si fueran caramelos olvidados en el fondo, busca un bolsillo donde estén a salvo de los dientes de las llaves. Tampoco los lleves en la cartera. Coges y dejas la tarjeta de crédito, buscas calderilla y la dejas por cualquier parte tirada. Si vas a meter los preservativos en la cartera para tenerlos a mano asegúrate de que vas a usarlos pronto.

Precisamente ese es uno de los problemas, dejarlos ‘olvidados’ en sitios como la guantera de un coche solo ‘por si acaso’, ya que la temperatura y la luz que estos reciben suele ser elevada y puede dañar el látex. Está bien llevar encima condones (mucho mejor que que te pille el calentón sin protección) pero asegúrate de ir renovándolos para evitar sustos.

Tampoco los guardes en el cuarto de baño (es un lugar que suele ser húmedo). No hagas como Mónica y Rachel en ‘Friends’, que guardaban la caja que compartían (por la que se pelean cuando queda el último) en el baño.

Publicidad