Flooxer Now » Viral

VISTO EN INSTAGRAM

Una mujer y una ardilla se vuelven inseparables y la historia ha conmocionado a las redes

Después de un tiempo cuidando de ella, Patty dejó ir a la ardilla, pero al cabo de 5 días, volvió. Intentó liberarlo tres veces más, pero fue imposible.

Publicidad

Patty Robinson, una mujer de Boston, Massachusetts, se ha hecho viral en Instagram, al presentar a sus seguidores, la curiosa historia que mantiene con la ardilla llamada Bunk, que encontró por azar en su jardín.

El compañerismo entre Patty y su pequeño amigo salvaje comenzó cuando vio al animal, mientras miraba por la ventana de su cocina. Por curiosidad, la mujer salió a investigar y se dio cuenta de que la ardilla todavía era un bebé. Patty caminó por la propiedad durante unos 45 minutos en busca de una madre o hermanos, pero no pudo encontrar nada. Fue entonces cuando se dio cuenta de que iba a ayudar y criar a esta adorable criatura, con la esperanza de liberarlo eventualmente. Sin embargo, Bunk no parece querer irse pronto y todavía disfruta de su tiempo con su maravillosa salvadora.

Patty explicó: "Cuando lo levanté por primera vez, se derritió en mis manos. Lo puse en mi bolsillo y dije, acabas de entrar. Ahí es donde obtuve su nombre. Dije, bueno, supongo que tendré que llamarte Bunk. Pensé, ¿Qué tan difícil puede ser criar una ardilla? Utilicé Internet, ¡algunas cosas eran ciertas, otras no!".

Patty que siempre le ha gustado ayudar a la gente en general, por lo que decidió dar una oportunidad a la ardilla. "Mi trabajo era ayudar a la gente. Levanté un mirlo grackle y lo liberé. ¡Al final, ese grackle al que llamé hey baby realmente me salvó!. El día que lo recogí en el césped fue el día que me comprometí con él".

Además, Patty habló de la experiencia al tratar de liberar a Bunk: "Liberé a Bunk, ¡se fue por cinco días! Regresó asustado, gruñendo. ¡Lo intenté tres veces más y se negó a irse! Las ardillas no son buenas mascotas. Son desordenadas, caras, pueden morder, necesitan su propia habitación, etc. ¡Él no se iría y yo no iba a renunciar a él!", comentó Patty emocionada.

Patty compartió que todo lo que le dijeron acerca de las ardillas que crecían cuando era niña resultó ser incorrecto. "Las ardillas comen mucho más que bellotas. Comen muchas verduras y frutas. Las ardillas no transmiten la rabia; ni siquiera pueden contraer la rabia. Las ardillas son más sociales que las personas. Son constructores increíbles y plantan miles de árboles cada año. Están extremadamente orientados a la familia".

VER MÁS: "Crean una mesa de picnic para ardillas"

Publicidad